Cuando la singularidad es cosa de dos

R. A.

El grupo donostiarra Le Mans fue uno de los grupos más venerados de la oleada del pop 'indie' de los 90 en España. El quinteto definió en buena parte lo que se dio en llamar el 'Donosti Sound', con total proyección nacional, y escenificaron un meditado adiós en las tres portadas que formaban la palabra 'fin', en 1998. Tras la disolución la estela siguió viva: se editaron recopilatorios de su obra en Japón, Argentina y Estados Unidos y la crítica los sitúa como uno de los nombres fundamentales del pop más imaginativo e intimista.

De los componentes de Le Mans, Ibon Errazkin es el que se ha mantenido más activo en la música, con dos discos en solitario, producciones de discos de Carlos Berlanga o Nosotrash, y una variada actividad como discjockey. Ahora Teresa Iturrioz tiene su propio proyecto, que se presentó el año pasado con dos EPs iniciales, y se consolida en un álbum que une melancolía, sensibilidad, ironía, textos muy cuidados y un bagaje musical muy notable. Pero detrás de Single sigue funcionando el tándem de Teresa e Ibon. Al margen de las dificultades («hoy parece que sólo hay sitio para cuatro nombres, que no suelen ser los mejores»), muestran su singularidad.

Fotos

Vídeos