Jugadores vascos piden la «oficialidad»

«Si no se trabaja en esa dirección, jugar estos partidos no tiene ningún sentido» Dobaran, presidente de la Vasca, afirma que «cumplimos con la parte que nos es posible»

BILBAO. DV. En medio de la polémica suscitada por la retirada del apoyo de Esait -plataforma a favor de la oficialidad de las selecciones vascas- a este partido amistoso, al entender que la Federación autonómica no está realizando todo lo necesario para reclamar la oficialidad de la tricolor, Iñaki Dobaran, presidente de la Vasca admitió que el encuentro del próximo miércoles no se está desarrollando «en el mejor de los escenarios posibles». «Nos gustaría que hubiese más consenso. Pero desde la Federación cumplimos con la parte que nos es posible cumplir. Nosotros no establecemos las leyes de este país. Es injusto que recaiga sobre nosotros la responsabilidad de conseguir la oficialidad», explicó el presidente de la Vasca.

En este sentido, un amplio grupo de jugadores y ex futbolistas se reunieron ayer en Durango para leer un comunicado en el que mostraron su apoyo a la oficialidad de las selecciones vascas. Los futbolistas advierten a la Federación Vasca de que «están dispuestos a acudir a los partidos amistosos», pero añaden que «si desde otros estamentos no se trabaja en la dirección de la oficialidad, seguir jugando estos partidos no tendría ningún sentido». De esta manera muestran su disconformidad con la línea de trabajo que está llevando a cabo la Vasca.

Según ellos «da la sensación de que no se está haciendo todo lo posible internamente, con la excusa de los impedimentos externos».

La lectura del comunicado en euskara, castellano y francés, por parte de Rekarte, Tiko y Ximun, respectivamente, estuvo respaldada por alrededor de cuarenta jugadores.

De la Real estuvieron Gari Uranga, Alonso, Labaka, Ansotegi y su propósito y principal deseo es mostrar el reconocimiento de su selección a nivel internacional. «Ser miembro de la FIFA y que la selección de Euskal Herria tenga la posibilidad de jugar partidos oficiales». Para ello afirman tener claro su argumento primordial: «somos una nación y los jugadores de los siete territorios deberíamos tener la oportunidad de jugar con nuestra selección».