Barriola y Olaizola II, carreras cruzadas

El zaguero de Leitza debutó con Asegarce y juega ahora con Aspe, al contrario del delantero goizuetarra. Coincidieron durante año y medio en las filas de Asegarce.

JOSEBA LEZETA

SAN SEBASTIÁN. DV. Aimar Olaizola y Abel Barriola ganaron juntos el Torneo EL DIARIO VASCO en categoría promesas el 21 de diciembre de 1996, al derrotar en la final de Bergara a Blanco y Tejero por 22-11. Barriola tenía entonces 18 años, uno más que su delantero. El zaguero de Leitza recibió, incluso, el trofeo al mejor pelotari de la categoría. Año y medio después los dos se peleaban ya en el campo profesional. Desde entonces sus carreras se han cruzado y, en más de una ocasión, se han visto obligados a enfrentarse. Casi diez años más tarde serán rivales en pos de una plaza de finalista.

Barriola debutó como profesional dos meses antes que Olaizola II. Mientras el de Leitza efectuó su estreno el 22 de febrero de 1998 en Tolosa con Asegarce -aunque llevó la camiseta de Alti, los pelotaris de este cuadro pertenecían a la empresa bilbaína-, el delantero de Goizueta comenzó su andadura profesional con Aspe el 12 de abril de aquel mismo año, en Lekunberri.

Posteriormente, ambos cambiaron de aires y se cruzaron sus trayectorias. Olaizola II se marchó de Aspe en abril de 2001. Acabó en Asegarce, si bien, en realidad, él y su hermano habían fichado por Maesku, la empresa nonata de Luis Benito Nalda. Un acuerdo de éste con Asegarce provocó que los Olaizola terminaran en la plantilla de la promotora bilbaína.

Barriola fue un fichaje estrella de Aspe, a cuya plantilla se incorporó en enero de 2003, después de ganar un título del Manomanista y otro del Cuatro y Medio. Por lo tanto, coincidieron durante alrededor de año y medio en Asegarce, pero han sido rivales el resto de los ocho años y medio que llevan en la máxima categoría.

Abel Barriola era un chaval seguido de muy cerca por Salvador Vergara, entonces máximo responsable técnico de Asegarce, cargo que ha recuperado hace un mes. El de Etxalar estaba al corriente de los problemas del pelotari con sus manos, quería controlarle de cerca para que no acumulara excesivo número de partidos, tendencia extendida en el campo aficionado, y no lo dudó: le propuso un contrato profesional y lo incorporó a su plantilla en 1997 con 19 años, sin apenas experiencia amateur. Tardó unos meses en debutar, los necesarios para tener una garantía mínima con sus manos.

Vergarilla cuidó con mimo a Barriola, que protagonizó su eclosión deportiva en el Campeonato del Cuatro y Medio de 2001, con 23 años. Comenzó desde abajo en la escalera y alcanzó el título. Unos meses después protagonizaba una hazaña similar en el Manomanista de 2002, culminada con la txapela conseguida ante Beloki. Ese mismo año llegó a la final del Cuatro y Medio, en la que cayó derrotado frente a Olaizola II.

Recomendado

Tampoco Aimar Olaizola pasaba desapercibido para los técnicos, aunque en este caso se adelantaron los de Aspe, donde entonces mandaba el riojano Javier Salaverri: «Fichamos a su hermano Asier y él nos avisó que 'el que juega es mi hermano. Va a ser bastante mejor que yo'. Luis Iribarren, uno de los socios fundadores de Aspe, ya le había visto en acción y decía que Aimar venía figura. Confié en lo que me dijeron y le fichamos con tan sólo 18 años».

Salaverri recuerda que «poseía las mismas cualidades que ahora. Con el tiempo, por supuesto, las ha desarrollado. Con 18 años no queríamos que forzara la máquina y jugó contra pelotaris que no eran de primera fila. Debutó contra Soroa III. En San Fermín le pusimos un cuatro y medio contra Dani. Le ganó el riojano. Iba en progresión y en cuatro o cinco meses dio un salto enorme, tan grande que comenzó a jugar estelares».

El ex empresario riojano compara su evolución con la de Irujo: «La de Aimar resultó meteórica, pero lo de Irujo ha sido aún más terrible. No ha habido otro como éste. Recuerdo que estaba yo echándoles una mano a los de Besagain y nos comentaron a ver si le podíamos pasar a profesional, que las empresas grandes no contaban con él. Mira dónde está».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos