«Abrimos por quiebra»

El bar Bodegón Istingorra colocó un cartel el de octubre anunciando que cerraba hasta que la Real ganase dos partidos seguidos

ALETXU PEÑA
Josetxo Guerra y Luisma Barcenilla, con la bandera txuri urdiñ en el interior de la Bodega de Istingorra. [AYGÜES]/
Josetxo Guerra y Luisma Barcenilla, con la bandera txuri urdiñ en el interior de la Bodega de Istingorra. [AYGÜES]

SAN SEBASTIÁN. DV. Los populares bareros, Luisma Barcenilla y Josetxo Guerra, que regentan el bar Bodegón Istingorra, han mantenido durante más de un mes a gran parte del barrio del Antiguo en una gran incertidumbre. El día 11 de octubre cerró el establecimiento y en la puerta apareció un cartel que decía: Cerrado hasta que la Real Sociedad gane dos partidos consecutivos.

Este aviso ha sido muy comentado a lo largo más de treinta días por las personas que frecuentaban el establecimiento. Al salir la noticia en su día en DV, otros medios de comunicación se hicieron eco y el asunto fue tomando otras dimensiones. La puerta del bodegón se convirtió en peregrinación de muchos curiosos que querían certificar por sus ojos el cartel anunciador del cierre indefinido. Algunos de ellos sacaban fotos con el teléfono móvil para enviárselas a amigos incrédulos.

Desde que colocaron el cartel, la Real Sociedad no ha ganado ningún partido y Luisma y Josetxo se han visto abocados a reabrir el negocio. «Abrimos por quiebra», dijeron ayer con humor ambos hosteleros, ya que por la tarde el local volvía a atender a su público.

Ayer, conversando con Luisma y Josetxo pudimos averiguar el origen de este misterioso cierre que ha tenido pendiente al barrio del Antiguo. Días antes del 11 de octubre recibieron una llamada del responsable de relaciones públicas de la Real Sociedad, ya que anteriormente el Bodegón Istingorra era la sede de la Peña de De Pedro. En broma le dijeron al directivo de la Real que cerramos el bar hasta que el equipo no gane dos partidos consecutivos. Y ahí quedó la cosa. El día 11 colocaron el cartel y ambos hosteleros se fueron de vacaciones. Josetxo a cazar por los montes cercanos y Luisma a La Rioja. «La verdad es que esperábamo que la Real iba a ganar algún partido, pero no ha sido así», señalaban. «Ahora hemos decidido no cerrar hasta que la Real no gane dos partidos consecutivos. Que sepan los jugadores que al abrir nuevamente el bar, ya les hemos quitado la tensión que mantenían por nuestra situación. Que estén tranquilos y ahora a ganar».

Ayer por la tarde, Josetxo, que trabaja en la cocina, comenzaba a guisar algunas de las palomas que ha cazado en Aritxulegui y Arano. «Hasta marzo prepararé más de 400 palomas», señaló este especialista en cocinar caza, que además domina las preparaciones de cazuelas, que son parte del atractivo culinario del bar. Luisma no tendrá más remedio, al estar al frente de la barra, que contar una y otra vez esta historia a los clientes.