El Athletic no pudo con el Mallorca (1-1)

Lo mejor de la noche, los golazos de Igor Gabilondo y Maxi López. El partido transcurrió a impulsos, aunque con más ocasiones locales.

Igor Gabilondo, autor del gol del Athletic, pelea con un jugador del Mallorca. [TELEPRESS]/
Igor Gabilondo, autor del gol del Athletic, pelea con un jugador del Mallorca. [TELEPRESS]

BILBAO. Dos golazos, el primero de Igor Gabilondo y el segundo de Maxi López, dejaron la eliminatoria entre el Athletic y el Mallorca para que se decida dentro de quince días en Palma, donde el conjunto balear partirá con la ventaja de que el tanto del argentino fue fuera de casa.

El encuentro, aunque con alguna ocasión de gol más y muchas llegadas a ambas áreas, no resultó de demasiada calidad y pareció transcurrir a tirones entre los objetos que hacía volar a ras suelo un fuerte y molesto viento sur.

El Athletic saltó al terreno con su bloque de titulares disponibles, ya que encaró el encuentro con seis bajas, mientras que el Mallorca lo hizo sin muchos de sus habituales.

Quizás debido a ello, fue el equipo bilbaíno el que manejó la situación en la primera parte, que jugó casi toda en ventaja gracias al precioso gol de Gabilondo.

El interior de Añorga pareció meterse en un lío entre la defensa rival, pero salió de él con clarividencia, colgándole desde la frontal un balón por encima a Moyá, tras tocar en un defensa, ante el que el meta mallorquín nada pudo hacer. Un remate que se pareció lo suyo a la preciosa vaselina de Yeste hace diez días en Tarragona.

A pesar de verse en desventaja, el Mallorca siguió su parsimonioso ritmo de juego, con el que apenas si logró apurar a los locales en acciones esporádicas de Jankovic, el más peligroso de su equipo, Maxi o Kome.

El Athletic, asentado con la ventaja, intentó ampliar diferencias casi siempre con Yeste como protagonista, en muchas ocasiones a balón parado. El fino interior vizcaíno terminó con un duro disparo que repelió Moyá una buena combinación inicial entre Aduriz y Etxeberria en el minuto 17.

No aprovechó el conjunto vasco su segunda gran ocasión y el Mallorca si lo hizo con la primera, ya al inicio de la segunda mitad. Fue un gran cabezazo cruzado en el primer palo adelantándose a la defensa de Maxi, a centro de Kome, que superó a Lafuente.

Acusó el golpe el Athletic, que perdió el mando del choque y la fe en la victoria. Le sacó de ese desánimo Gabilondo en el minuto 67, con su segundo espectacular destello de calidad de la noche. En esa ocasión mal acabado al cruzar demasiado tras plantarse frente a Moyá después de otro espectacular 'slalom'.

Una tercera gran ocasión de Gabilondo, que no enganchó de volea un balón que le llegó perfecto desde la derecha a centro de Dañobeitia, dio paso al último arreón del choque. En él, el Athletic percutió y percutió sobre la defensa visitante, sin conseguir nada positivo.

Fotos

Vídeos