DESDE VITORIA-GASTEIZ / Vitoria, sede del fotoperiodismo en Euskadi

El ambicioso programa Periscopio, una mirada al fotoperiodismo, trae a la capital alavesa el trabajo de 162 reporteros gráficos de más de 40 países

AMAIA BIAIN
Una de las imágenes de la exposición. [JOSU TXABARRI]/
Una de las imágenes de la exposición. [JOSU TXABARRI]

VITORIA. DV. Más de 800 instantáneas fotografiadas por reporteros de todo el mundo se exponen en Vitoria para recordar a los ciudadanos que el hambre, las guerras y la devastación de la naturaleza en manos del hombre existen. Es Periscopio, una mirada al fotoperiodismo, un ambicioso proyecto cultural dedicado a la fotografía que reúne, en ocho exposiciones repartidas por toda la capital alavesa, el trabajo de 162 reporteros gráficos de más de 40 países.

La muestra, con la que la capital alavesa se convierte en referente del fotoperiodismo en Euskadi, significa un homenaje a todos los editores gráficos que, con un sexto sentido para captar lo no evidente, se dejan la piel día tras día en retratar tanto las tragedias como los triunfos de la humanidad y en hacerlo, además, de «forma artística», con un buen "envoltorio", expresó el diputado general de Cultura, Fernando Verástegui.

Paseo fotográfico

La macroexposición está repartida por ocho salas de Gasteiz y desde la organización aconsejan visitarla con tiempo, tranquilidad y en el orden que cada uno quiera.

He aquí un posible recorrido.

La visita puede iniciarse en el Casco Viejo, concretamente, en la sala del Antiguo Depósito de Aguas, en Montehermoso, donde descansa la muestra World Press Photo 2006, el certamen de fotoperiodismo más prestigioso del mundo que reúne 177 instantáneas de 63 reporteros de 25 nacionalidades y que fueron seleccionadas de entre las más de 83.000 fotografías remitidas al concurso.

Entre muchas otras, podrá admirarse la fotografía del ganador absoluto de este año, el fotógrafo canadiense de la agencia Reuters, Finbarr O'Reilly, con un primer plano de la mano de un niño desnutrido sobre la boca de su madre. Asimismo, la exposición incluye la proyección de las 50 fotos ganadoras desde la creación de este premio en 1955.

Sin moverse de Montehermoso, el siguiente destino es la sala claustro del Centro Cultural. Allí, bajo el nombre Cuatro esquinas, aparecen algunos trabajos de los fotoperiodistas más cercanos. Son Nuria González, de El Correo; David Aguilar, de la agencia Efe; Pablo Viñas, de El Mundo, y Jesús Uriarte, de El País, los protagonistas de esta muestra.

Para seguir con el disfrute, sonrojo o llanto que producen las fotografías hay que salir del edificio y andar pocos metros hasta llegar al Palacio de Villa Suso, donde el visitante podrá descubrir La Chanca, un barrio singular y marginal de Almería desnudado por la fotógrafa Marina del Mar. A continuación, la Casa del Cordón acerca al público la muestra de Daniel Beltrá, El paraíso en peligro, con medio centenar de fotografías sobre la región del Amazonas y su preocupante devastación.

Fuera del Casco Viejo, en la sala Fundación Caja Vital, la muestra titulada Workers, de Sebastiao Salgado, aglutina 250 fotografías de 26 países diferentes, donde pescadores, agricultores..., muestran su labor y su rostro.

Noventa reporteros gráficos de la Agencia France-Presse, por su parte, han prestado a la ciudad sus 140 imágenes que, bajo el título La naturaleza fuera de sí, muestran en la sala Espacio Ciudad a la naturaleza en sus más variadas manifestaciones.

Una exposición sobre la evolución de los diamantes desde su recogida en la mina hasta su llegada a los cuellos de las damas de alto standing, en la sala Amárica, y otra sobre Los Surma, un pueblo nómada de Etiopía, expuesta en la Casa de Cultura Ignacio Aldecoa, completan este interesante paseo en el que se demuestra, una vez más, que una imagen vale más que mil palabras.