La muerte de Julen Goikoetxea causa una gran consternación en todo el ciclismo vasco

Se encontraba deprimido y sus allegados afirman que «lo estaba pasando mal» Los funerales tendrán lugar hoy a las 19.00 en la Parroquia de Ondarroa

IÑIGO GOÑI
Julen Goikoetxea, antes de la salida de la carrera de Zegama del pasado año, que luego ganaría. [DV]/
Julen Goikoetxea, antes de la salida de la carrera de Zegama del pasado año, que luego ganaría. [DV]

SAN SEBASTIÁN. DV. La muerte de Julen Goikoetxea el pasado viernes después de precipitarse desde el balcón de su casa ha causado una gran consternación en Ondarroa y en el mundo del ciclismo. El ondarrutarra perdió la vida al arrojarse desde el balcón de su domicilio a la calle. Sólo contaba con 21 años. La conmoción en el pueblo fue inmediata. La brillante carrera como ciclista de Goikoetxea hacía que fuera muy popular y su carrera deportiva era seguida muy de cerca en el pueblo. Los funerales tendrán lugar hoy a las 19.00 en la Parroquia Andra Mari de Ondarroa.

Su director en el Alfus-Tedes, Carlos Canales, no ocultaba su tristeza. «Julen estaba viviendo momentos muy duros. Durante toda la temporada estaba con depresiones». Al parecer, el joven corredor ya había protagonizado otros intentos y había recibido tratamiento médico. La depresión le hizo colgar la bicicleta esta temporada. En mayo corrió su última carrera este año. En principio tenía que haber corrido a partir de verano con el Orbea para dar el salto al Euskaltel-Euskadi en 2007, pero Julen no se veía con fuerzas. Canales afirma que «se exigia demasiado, era un perfeccionista y quería ser el primero en todo. Sus estudios eran lo primero y estaba asustado ante el salto a profesionales».

Estaba estudiando Ingeniería Electrónica en Arrasate y sólo le faltaba terminar el proyecto para acabar sus estudios. Habló con Miguel Madariaga antes del verano para comunicar al manager de Euskaltel-Euskadi que iba a postponer hasta la próxima temporada su paso a profesionales. «Era un chaval encantador. Me comentó que quería aprobar la asignatura que tenía pendiente para septiembre». En septiembre Miguel Madariaga recibió una llamada del padre de Julen Goikoetxea que le comunicó que el chaval lo estaba pasando realmente mal y que estaba en tratamiento médico.

Canales le comentó a Julen Goikoetxea la posibilidad de colgar la bicicleta para recuperarse. «Esta semana hablé con él para decirle que así no podía seguir y que tendría que colgar la bici si el salto a profesionales le producía tanta presión. Él era lo primero». La recuperación de Goikoetxea como persona estaba por encima de todo.

Canales, mostraba devoción por su joya. «Es buenísimo. El día que se mentaliza es imparable» afirmaba a DV el año pasado antes de que ganará en Zegama.

Sus temporadas en categoría junior causaron sensación. El año pasado realizó una temporada espectacular, pero su carrera en la vida ha sido, desgraciadamente, demasiado corta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos