Xabier Arzalluz, historia del PNV

Xabier Arzalluz durante su intervención en el Alderdi Eguna de 2002. /Reuters
Xabier Arzalluz durante su intervención en el Alderdi Eguna de 2002. / Reuters

Nacido en Azkoitia, Xabier Arzalluz formó parte de la Compañía de Jesús hasta los 25 años y entró en el PNV en 1968 partido que presidió en dos periodos durante 20 años

J. LEGARIA

Xabier Arzalluz nació en Azkoitia el 24 de agosto de 1932 y fue presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV) entre 1980 y 2004. Perteneciente a una familia tradicionalmente carlista, ingresó a los 10 años en el Seminario Menor de Durango y después en el de Javier de la Compañía de Jesús.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza, amplió estudios en las universidades alemanas de Frankfurt y Berlín donde se especializó en Derecho Político. En 1967, abandonó la Compañía de Jesús.

Fue profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Madrid, de Ciencias Económicas de la Universidad de Bilbao y de la Universidad de Deusto. Además del castellano y el euskera, hablaba alemán, francés e inglés.

En 1968 se trasladó de Madrid a Bilbao, donde ejerció como abogado y dio clases de Derecho Político en la Facultad de Económicas de Sarriko y en la de Derecho de Deusto hasta 1977. Se especializó en temas penales y defendió en muchas ocasiones a presos políticos.

Militante del PNV desde 1968, tres años después se integró en las ejecutivas clandestinas del partido, tanto en la vizcaína (BBB) como en la nacional EBB). A la muerte de Franco ya era uno de los máximos dirigentes del PNV, aunque en 1978 fue Carlos Garaikoetxea quien accedió a la presidencia del EBB, mientras que Arzalluz ocupó de 1977 a 1979 el único cargo público que ha ostentado en su carrera, el de diputado y portavoz del PNV en el Congreso, tras las generales constituyentes.

En aquel momento comenzaron sus fricciones con Garaikoetxea, quien le acusó de no cumplir la orden del EBB de oponerse a la Constitución en el Congreso. También integró la comisión que negoció con el Gobierno de Adolfo Suárez el Estatuto de Gernika.

En febrero de 1980 renunció a su escaño al ser elegido presidente del Bizkaia Buru Batzar (BBB) y en abril presidente del Euskadi Buru Batzar (EBB) en sustitución de Garaikoetxea. En mayo de 1984 finalizó su primer mandato y fue sustituido por Román Sudupe.

Arzalluz pasó a ser «militante de base», pero su influencia en el partido siguió siendo tan decisiva que tras la escisión que dio origen a Eusko Alkartasuna (EA) a mediados de los ochenta, se convirtió en referencia del principal partido nacionalista.

Volvió a la presidencia del PNV en febrero de 1986 y, desde entonces, fue reelegido sucesivamente hasta 2004, año de su retirada al frente del partido.

Más

A principios de julio de 1987, el PNV celebró en Zestoa su primer congreso en diez años y en él se votó su confirmación como presidente y la necesidad de una reforma de la organización. El partido emprendía así la renovación de su equipo dirigente que, con Arzalluz a la cabeza, culminó, en enero de 1988, la reforma organizativa y la de los estatutos.

Destacó su discurso en la Asamblea del PNV de ese año, conocido como 'espíritu de Arriaga', en el que reconoció el pluralismo de la sociedad vasca y calificó de «injusto y antidemocrático» que se considere vascos únicamente a los nacionalistas. También en 1988, fue uno de los firmantes del Pacto de Ajuria Enea.

De 1988 a 1998 negoció el apoyo del PNV a Felipe González y luego a José María Aznar e intervino en las sucesivas negociaciones para el Gobierno vasco con el PSE, con Txiki Benegas de interlocutor habitual, además de mantener relaciones con CiU y acuerdos con partidos regionalistas para ir en coalición a las elecciones europeas.

Desde 1998, cuando se produjo la declaración de Estella y la tregua de ETA, defendió las tesis soberanistas dentro del PNV y renegó de la política moderada realizada los años anteriores. Calificó de «michelines del partido» a los sectores del PNV más reticentes ante esta estrategia. Pero fue tras la aprobación de la Ley de Partidos Políticos y el proceso de ilegalización de Batasuna cuando Arzalluz endureció su discurso.

A finales de 2003 confirmó en un acto en Bilbao que dejaría el cargo cuando se renovara la Ejecutiva en enero de 2004 y su abandono de la vida política. Fue sustituido al frente del PNV por Josu Jon Imaz.

Hombre de polémicas declaraciones, en la política española se le ha concedido una enorme capacidad de influencia y referencia obligada para cualquier asunto relacionado con la «cuestión vasca».

En 2005 fue publicado el libro 'Xabier Arzalluz. Así fue', que reúne sus memorias políticas redactadas por el periodista Javier Ortiz.

Tres lustros después de abandonar sus responsabilidades en el partido, en 2018, Xabier Arzalluz reflexiona en primera persona en un documental sobre los momentos destacados de su vida política, desde la transición hasta la actualidad.