PNV y PSE vuelven a chocar tras el encargo del Parlamento a los expertos del nuevo estatus

Mendia lamenta que los jeltzales «perdieron una oportunidad» para modificar su acuerdo de bases con EH Bildu en la ponencia del miércoles

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL SAN SEBASTIÁN.

La abstención del PSE en la encomienda que la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco realizó el miércoles a un grupo de expertos para que redacten un texto articulado de nuevo estatus volvió a evidenciar ayer que las posturas de los dos socios de gobierno en las principales instituciones vascas, PNV y PSE, se mantienen muy distantes. La secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, lamentó que los jeltzales «perdieron una oportunidad» en la reunión del miércoles para modificar los aspectos más soberanistas del acuerdo de bases del nuevo estatus alcanzado antes del verano con EH Bildu, y les reprochó que «no se han movido» de sus planteamientos a pesar de que, durante las últimas semanas, sus dirigentes habían lanzado mensajes en ese sentido. El PNV, a través de su portavoz parlamentario, Joseba Egibar, optó por no entrar en disputas con el PSE y se limitó a decir que, «aunque algunos se han puestos nerviosos» con las bases aprobadas, el acuerdo de coalición «no está en peligro».

Mendia consideró que la decisión de la ponencia de pedir a los expertos un texto articulado «en congruencia» con las bases ratificadas por PNV y EH Bildu (Elkarrekin Podemos se unió al capítulo de derechos y también respaldó la encomienda a los juristas), sin incluir una valoración del encaje legal del texto, demostró que «todo está condicionado a no perder esas bases». Algo que sorprendió a la líder socialista después de «leer y escuchar durante el verano a voces del PNV decir que estaban dispuestos a moverse». Sin embargo, señaló que «el miércoles ratificaron las bases acordadas con EH Bildu, por lo que el PNV no se ha movido».

El PNV también mostró el miércoles su «sorpresa» por la decisión del PSE de abstenerse en la encomienda al grupo de expertos, aunque ayer no quiso alimentar la polémica entre ambos socios. El portavoz parlamentario jeltzale, Joseba Egibar, aseguró que el pacto de coalición con los socialistas «no está en riesgo, aunque algunos se hayan puesto nerviosos con las bases», y trasladó a PSE y PP que el nuevo estatus «tendría encaje legal y se podría desarrollar sin modificar la Constitución» si socialistas y populares tuvieran «voluntad política» para ello.

Por su parte, el portavoz parlamentario de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, también reprochó al PNV que «si se siente incómodo con la situación actual» por el desmarque de su coalición y del PSE de las bases del nuevo estatus, «lo que tendrá que hacer es un planteamiento para revertir los desacuerdos».

El PP se siente «engañado»

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, aseguró ayer que PNV y EH Bildu mostraron el miércoles «la línea más dura del separatismo» al dar el mandato a los expertos de «no contradecir» las bases aprobadas, y dijo sentirse «engañado» por el lehendakari, Iñigo Urkullu. «Había lanzado el mensaje de ensanchar los acuerdos, pero eran solo palabras y lo del Parlamento fueron los hechos», denunció. Alonso llamó a evitar un nuevo pacto de Lizarra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos