¿Existe Vox en Gipuzkoa?

En Donostia. Vidal-Quadras y Abascal, detrás, en la presentación de Vox en San Sebastián el 10 de abril de 2014./LOBO ALTUNA
En Donostia. Vidal-Quadras y Abascal, detrás, en la presentación de Vox en San Sebastián el 10 de abril de 2014. / LOBO ALTUNA

El partido ultraderechista no cuenta con estructura en el territorio, una plaza electoral difícil. El único precedente en las urnas guipuzcoanas son las europeas de 2015, en las que la formación apenas logró mil votos

Jorge Sainz
JORGE SAINZ

Gipuzkoa se presenta como una de las plazas más difíciles para Vox en su reto de conseguir representación en todos los territorios. La formación de extrema derecha no tiene estructura en suelo guipuzcoano ni portavoz. Su presencia está prácticamente reducida a la actividad en redes sociales. Nunca se ha presentado en unas elecciones por este territorio, donde el abertzalismo tiene mucha fuerza. El único precedente en las urnas en Gipuzkoa se remonta a los 978 votos obtenidos por Vox en las elecciones europeas de mayo de 2015, un 0,42% del total de votantes guipuzcoanos. Se trataba de unos comicios de circunscripción única en toda España.

En sus cinco años de vida, el partido de Santiago Abascal nunca ha logrado articular candidaturas por estos lares: ni en generales, ni en autonómicas ni en municipales y forales. Ahora, tras su irrupción en Andalucía, quiere construir una estructura en el territorio y prevé presentar en las elecciones municipales y forales del 26 de mayo listas en las principales localidades, como San Sebastián o Irun, además de en las Juntas Generales.

La cifra

978 votos en Gipuzkoa
El único precedente de Vox en nuestro territorio se remonta a las europeas de 2015, de circunscripción única en toda España, con un 0,42% de votos. En toda Euskadi logró 4.127. En Bizkaia y Araba sí ha participado en las municipales, forales y generales, con cifras testimoniales

El único rastro actual y oficial son sus cuentas en redes sociales bajo la denominación de Vox Guipúzcoa, ilustrada con los colores de la bandera de España y que este viernes se felicitaba por el crecimiento de su afiliación, aunque sin dar cifras. Las cuentas han empezado en los últimos días a tener algo más de actividad, coincidiendo con el cuarenta aniversario de la Constitución española. También organizaron un autobús en octubre para ir a Madrid, al mitin de Vista Alegre en el que Vox llenó el aforo y comenzó a exhibir músculo.

Entre las pocas personas que se presentan en público en las redes como dirigentes figura Jon Campandegui, de Hondarribia, que se define como «portavoz y vicesecretario de juventudes en Vox Guipúzcoa».

En redes sociales, también se ha creado otra cuenta, que según el partido no es oficial, denominada 'Vox Irún' que, entre otras cuestiones, pide la supresión del Alarde Mixto, formado por hombres y mujeres soldados, y propone medidas para frenar la inmigración. Gipuzkoa se antoja como un lugar en el que Vox no tendrá nada fácil irrumpir en las instituciones. Ciudadanos, por ejemplo, no ha conseguido tras varios intentos penetrar en ningún ayuntamiento ni en las Juntas Generales, aunque la última encuesta de la Diputación Foral les daba opción de sacar un escaño por Donostialdea en detrimento del PSE-EE.

Presentación en 2014

La formación sí que llegó a celebrar una presentación oficial en Donostia el 10 de abril de 2014, en un céntrico hotel. Aquel acto, en plena campaña a las europeas, reunió a más de un centenar de personas que escucharon las intervenciones del líder del partido, el alavés Santiago Abascal, el candidato europeo Aleix Vidal-Quadras y José Antonio Ortega Lara, el funcionario de prisiones que sufrió el secuestro más largo de la historia de ETA.

En Bizkaia y Araba Vox ha sido más activo, aunque siempre con cifras testimoniales. En suelo vizcaíno logró su cifra tope, los 2.297 sufragios de las europeas, un 0,56%. Mientras, en Álava, tierra de su fundador, se quedó en 942 papeletas en aquella cita de 2014. En las municipales y forales de 2015, repitió en Bizkaia y Álava, en el caso de los ayuntamientos junto a la formación Partido Familia y Vida, logrando 1.380 votos vizcaínos y 356 alaveses. En las generales de 2016, Vox probó suerte con 306 votos en Álava y 641 en Bizkaia. En las últimas elecciones en Euskadi, las autonómicas de septiembre de 2016, solo concurrió en territorio alavés, donde sumó 771 papeletas, un 0,51%. En Gipuzkoa no se presentó, aunque sí su socio del Partido Familia y Vida, con 805 votos (0,24%).

Se da la circunstancia de que una de las doce parlamentarias logradas por Vox en Andalucía, María José Piñero, nació en Beasain, hija de un ingeniero de la CAF, aunque a los dos años abandonó la localidad. Piñero recordaba, en declaraciones a este periódico, que en alguna ocasión había vuelto a Beasain a recordar sus orígenes.

Más noticias