La viuda de López de Lacalle pide convivencia en el aniversario del asesinato

Ofrenda floral que se ha celebrado en Andoain/Unanue
Ofrenda floral que se ha celebrado en Andoain / Unanue

La viuda ha estado arropada por sus hijos Aitziber y Alain, así como por el secretario general del PSE-EE de Gipuzkoa Eneko Andueza

EFE

Mari Paz Artolazabal, viuda del periodista José Luis López de Lacalle, ha hecho este martes un llamamiento a la «convivencia» que será preciso construir «entre todos» en el País Vasco, al cumplirse 19 años del asesinato de su marido por la banda terrorista ETA en una calle de Andoain.

Artolazabal ha hecho este emplazamiento durante un acto organizado por el PSE/EE en esta localidad guipuzcoana en homenaje a su esposo, militante socialista e histórico luchador contra el franquismo, tiroteado junto al portal de su casa cuando regresaba de comprar los periódicos del día.

La viuda ha estado arropada por sus hijos Aitziber y Alain, así como por el secretario general del PSE-EE de Gipuzkoa, Eneko Andueza, distintos militantes y concejales guipuzcoanos de este partido, y la exdirectora de Atención a las Víctimas del Gobierno Vasco Marixabel Lasa, viuda del gobernador civil de Gipuzkoa también asesinado por ETA Juan María Jáuregui.

En el homenaje, que ha consistido en una ofrenda floral celebrada a mediodía en el parque que lleva el nombre de José Luis López de Lacalle, han participado también otros amigos y allegados del periodista asesinado, así como varios representantes municipales del PNV.

Durante su intervención, Artolazabal se ha dirigido en euskera y castellano a los participantes, a quienes ha agradecido insistentemente y «de corazón» su presencia en el acto, 19 años después del asesinato de su esposo, al tiempo que ha hecho un emplazamiento a la «convivencia» en Euskadi, para lo que ha pedido que se realice una reflexión «exhaustiva» con el fin de que «de una vez por todas se normalice» la situación.

«Que cada cuál saque sus conclusiones», ha concluido su breve discurso Artolazabal, antes de dar paso al minuto de silencio con el que ha finalizado el acto. Unos momentos antes le había precedido en el uso de la palabra la secretaria general de la agrupación socialista en Andoain, Maider Lainez, quien tras recordar el asesinato de López de Lacalle «por defender sus ideas y ser un libre pensador», ha destacado la necesidad de dar voz, «hoy más que nunca», a los ausentes.

«Una voz sin complejos, una voz sin miedo: una voz que recuerde», ha dicho Lainez que, al igual que Artolazabal, ha reclamado una memoria colectiva «inclusiva» que, según ha comentado, no será posible si algunos se empeñan en «blanquear» lo sucedido o en «no llamar a las cosas por su nombre». «Es imprescindible hacer una lectura crítica de lo que aquí ha ocurrido para que no se vuelva a repetir», ha sentenciado Lainez, quien se ha negado a que se «pase página» de lo sucedido en el País Vasco con el argumento de que «hay que mirar para adelante».

«Debemos pasar página, sí, pero leyendo lo sucedido» para que las generaciones futuras conozcan lo ocurrido en Andoain, ha dicho. «Hasta hace poco en Euskadi se mataba por pensar diferente y ese terror jamás tuvo justificación ni sentido», ha recalcado Lainez, antes de insistir en el «reto» de «seguir trabajando» por la convivencia. «Pero recordando que no nos podemos permitir se un país sin memoria», ha concluido. E