Un verano ambulante entre atracciones y algodón de azúcar

Su verano gira al ritmo de las atracciones. Cada tarde Luis se pinta una sonrisa para regalarla desde el tren de la bruja. Y a menudo la feria es una cuestión de familia. Unas 6000 personas viven entre feria y feria en España, y casi todos se enganchan a los veranos ambulantes. Cundi lleva 8 años haciendo volar una de las atracciones favoritas de la feria. Aunque las más clásicas siguen siendo un éxito. La familia Camarero suma tres generaciones de fiesta en fiesta. Pero sus coches de choque cada verano se mueven menos. Es el verano que corre entre las carreras de camellos, la tómbola, el algodón de azúcar y el olor a churros. Es la vida dentro de la feria.-Redacción-