El PP vasco aspira a reforzar su peso si gana Santamaría

Alfonso Alonso, Borja Sémper y Amaya Fernández, en la sede del PP de Donostia. / EFE
Alfonso Alonso, Borja Sémper y Amaya Fernández, en la sede del PP de Donostia. / EFE

Los populares vascos podrían hacerse un hueco en la nueva estructura del partido si finalmente la exvicepresidenta se hace con la dirección

Ainhoa Muñoz
AINHOA MUÑOZ SAN SEBASTIÁN.

La victoria por la mínima de Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias del PP ha dejado a los populares vascos en una situación más que privilegiada. El aparato al completo -a excepción de la presidenta del partido en Bizkaia, Raquel González, que desde el principio rehusó desvelar su voto- se ha mantenido siempre fiel a su candidatura. Y ahora, cuando la exvicepresidenta del Gobierno tiene la posibilidad de lograr la Presidencia del partido, la formación que dirige Alfonso Alonso reconoce «por razones obvias» -en palabras de un cargo del partido- la influencia que los populares vascos podrían llegar a tener en la futura estructura del PP si es ella la que finalmente se hace con la batuta del partido.

El primer triunfo de Sáenz de Santamaría en las elecciones internas del pasado jueves no ha dejado, en cualquier caso, un escenario tan holgado como para que el PP vasco respire tranquilo de cara al congreso del 20 y 21 de este mes, ya que la dirigente vallisoletana apenas le sacó 1.600 votos de ventaja al segundo candidato en liza, Pablo Casado. Por ello, consideran que los 3.184 compromisarios que con su voto elegirán al sucesor de Mariano Rajoy deberán respetar la voluntad de la mayoría de los afiliados. Si este supuesto se cumple y Sáenz de Santamaría llega finalmente a lo más alto del PP, los populares en Euskadi podrían entonces situarse en el núcleo duro de la exnúmero dos de Rajoy.

En las filas de partido, en cualquier caso, defienden que no se han posicionado a favor de Sáenz de Santamaría para conseguir más cuotas de poder. Sin embargo, también son conscientes de que el apoyo incondicional que la dirección del PP vasco le ha mostrado desde el minuto uno -además de la estrecha amistad que les une a Sáenz de Santamaría y Alfonso Alonso- podría verse recompensada de alguna manera, dejando incluso algún hueco a miembros del PP vasco en la nueva dirección.

Y aunque lo cierto es que el futuro más inmediato del líder del partido está aquí en Euskadi, ya que mantendrá su compromiso con el País Vasco como presidente de la formación «al menos hasta que termine esta legislatura», fuentes populares apuntan que en el caso de que el exministro de Sanidad volviera a dar el salto a Madrid sería de nuevo como responsable de alguna cartera ministerial y no como parte integrante de la dirección del PP.

Mientras tanto, el PP vasco sigue centrado en volcarse con la candidatura de Sáenz de Santamaría hasta que se celebre el cónclave extraordinario. Conocedora de que, aunque sean pocos, los votos que el PP vasco lleve al Congreso a través de sus 54 compromisarios -43 electos y 11 natos-, son esenciales, Sáenz de Santamaría aterrizará en próximos días en Euskadi en busca de más apoyos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos