Analizarán la viabilidad de exhumar los restos de un tolosarra del Valle de los Caídos

Analizarán la viabilidad de exhumar los restos de un tolosarra del Valle de los Caídos

El cadáver de Lucas Ugarte Plaza fue exhumado del cementerio en 1962 sin el consentimiento de su familia

EFE

El director general para la Memoria Histórica, Fernando Martínez López, ha solicitado a Patrimonio Nacional que analice la «viabilidad» de poder recuperar del Valle de los Caídos los restos mortales de Lucas Ugarte Plaza, que fueron exhumados del cementerio de Tolosa en 1962 sin el consentimiento de su familia.

Martínez López lo comunica así a una de las sobrinas de Lucas Ugarte Plaza, en una carta en la que da acuse de recibo del acuerdo del Ayuntamiento de Tolosa del pasado 29 de enero que pedía el traslado a la localidad guipuzcoana de los restos de este joven que dejó el pueblo a los 21 años para hacer el servicio militar obligatorio y murió en la Guerra Civil.

Precisa que se ha dirigido al Consejo de Administración de Patrimonio Nacional, al que han pedido que estudie la «viabilidad» de recuperar esos restos inhumados en el Valle de los Caídos, además de la entrega a su familia.

Lucas Ugarte Plaza
Lucas Ugarte Plaza

«Desde la Dirección General para la memoria Histórica, es prioritaria la política de exhumaciones, así como el establecimiento de una vía de recuperación y posterior entrega a las familias, cuyos restos siguen inhumados en el Valle de los Caídos«, concluye la misiva que ha recibido este mismo martes una de las sobrinas deLucas Ugarte Plaza.

El joven fue llamado a quintas de forma obligatoria por las tropas franquistas y murió en el frente de Levante en julio de 1938. Su madre, tras mucho empeño, logró llevar los restos de su hijo a Tolosa en noviembre de 1939, en cuyo cementerio fueron enterrados.

Allí permanecieron hasta 1962, en que fueron exhumados para ser depositados en el Valle de los Caídos, lo que se hizo sin el conocimiento de sus allegados, ha explicado EFE una de sus descendientes, quien ha recordado que en Tolosa y otros cementerios vascos también fueron sacados restos de personas muertas en la contienda civil.

Averiguar cuántas fueron y en qué circunstancias se hicieron esos traslados tras concluir las obras del Valle de los Caídos forma parte de la tarea que ha emprendido el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos Gogora por mandato del Parlamento Vasco.

El pasado mes de noviembre, la Cámara vasca pidió una investigación «exhaustiva» para precisar cuántos vascos hay enterrados en el Valle de los Caídos, identificarlos y -si la familia quiere y «siempre que las condiciones técnicas lo hagan posible»- exhumar sus cuerpos y traerlos a Euskadi.