Urkullu y el PP chocan tras la moción del Senado contra las transferencias

Iñigo Urkullu aparece pensativo durante el pleno ordinario de este jueves en el Parlamento./EFE
Iñigo Urkullu aparece pensativo durante el pleno ordinario de este jueves en el Parlamento. / EFE

El lehendakari considera «muy grave» el posicionamiento de la Cámara alta y lo llevará al próximo Consejo de Gobierno

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha considerado este jueves «muy grave» la moción aprobada por el Senado en la que se reclama al Gobierno de Pedro Sánchez que no acepte el catálogo de transferencias propuesto por el Gobierno Vasco. El lehendakari, que calificó el miércoles esta iniciativa de «desatino que supera todos los límites», ha asegurado a su llegada al pleno ordinario del Parlamento Vasco que llevará este asunto al Consejo de Gobierno del próximo martes. EH Bildu, por su parte, ha planteado esta mañana al resto de los grupos aprobar una declaración institucional para mostrar el rechazo de la Cámara a la moción aprobada por el Senado a instacias del PP. Pero esta declaración institucional no ha salido adelante porque requiere de unanimidad y los populares vascos han respaldado el contenido de la moción aprobaba por el Senado, que redactó el senador alavés Iñaki Oyarzábal. De hecho, el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha acusado al PNV de tergiversar el contenido de la iniciativa.

La moción, que partió del PP y que también fue refrendada por Ciudadanos, UPN y Foro Asturias, recoge que el Ejecutivo de Sánchez «cederá al desmantelamiento del Estado» si negocia la cesión de competencias a quienes plantean un «nuevo estatus que pretende liquidar el Estatuto de Gernika». El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha asegurado que comparte «en todos sus puntos» la moción aprobada. «Conviene leer lo aprobado, que tiene tres puntos y no representa ninguna novedad en nuestra posición política de siempre», ha afirmado el líder de los populares vascos. Alonso ha criticado también que «todo el mundo compre la interpretación del PNV», partido del que ha dicho que «parece que es el único que puede interpretar un Estatuto que se quiere cargar», y ha acusado directamente al PSOE de hacerlo porque «nadie muerde la mano que le da de comer».

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, ha considerado que lo aprobado este miércoles por el Senado no supone una «sorpresa» si se tiene en cuenta que el Estatuto de Gernika «lleva años incumplido», aunque sí que ha opinado que tiene «gravedad» porque se ha recogido en una moción y demuestra una «voluntad política». El PP se sitúa, en su opinión, «fuera de la legalidad» y con esta iniciativa deja claro que «aunque el Estatuto diga lo que diga» los populares «no lo van a cumplir».

Por su parte, Idoia Mendia, secretaria general del PSE-EE, socio del PNV en el Gobierno Vasco, ha exigido al PP vasco que aclare «si defiende o no el Estatuto y la Constitución» y que explique qué proyecto de España respalda. Ha puesto en valor el acuerdo alcanzado entre ambos gobiernos para el traspaso de las competencias pendientes, que ha calificado de muy positivo al contraponerlo con la situación que se vive en Cataluña.

Desde EH Bildu, su portavoz Maddalen Iriarte ha considerado un «escándalo» la moción aprobada y ha enmarcado lo sucedido en el proceso de «involución clarísima» abierto en el Estado. Ha anunciado que la coalición abertzale propondrá este mismo jueves a los grupos parlamentarios una declaración institucional en la que se subraye que es necesaria «otra relación con el Estado» como única vía para que se «respeten las decisiones que se adopten» en Euskadi.

Por último, el portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, se ha mostrado muy preocupado por la decisión del PP de poner «en el punto de mira» a la ciudadanía vasca y el autogobierno. «Lo que quieren es incendiar Euskadi y plantear un modelo de Estado que no respeta ni siquiera los débiles consensos que había en el 78», ha concluido.