Urkullu exige a EH Bildu que comparta una condena «explícita» de ETA con el resto de partidos

Iñigo Urkullu./E. AGUDO
Iñigo Urkullu. / E. AGUDO

El lehendakari reclamará este viernes, en el pleno de política general, el cumplimiento «íntegro» del Estatuto de Gernika y su «actualización»

Ainhoa Muñoz
AINHOA MUÑOZSAN SEBASTIÁN.

Es uno de los principales objetivos que Iñigo Urkullu quiere alcanzar antes de que finalice la presente legislatura: que EH Bildu condene de manera «explícita» la violencia de ETA. El lehendakari remitió ayer al Parlamento Vasco las líneas maestras sobre las que sustentará el discurso que pronunciará este próximo viernes durante el habitual pleno de política general que abre el inicio de curso.

Urkullu subrayará en su intervención las principales iniciativas que ha desarrollado su Gobierno en los últimos tres años. Pero también aprovechará para desgranar los proyectos que están por llevar a cabo, en corcordia con su programa de Gobierno y basado en cuatro ejes: el desarrollo humano, el crecimiento sostenible, el autogobierno y la convivencia y derechos humanos.

Precisamente en este último punto, y como principal iniciativa a desarrollar, el lehendakari quiere lograr una «reflexión crítica global sobre el pasado» que incluya «explícitamente la violencia de ETA» y que sea compartida «por primera vez por todas las fuerzas políticas» vascas.

Busca «ampliar espacios de consenso en materia de memoria y reconocimiento y reparación de víctimas»

Una alusión velada, aunque bastante evidente, dirigida a la coalición soberanista para que reconozca la injusticia del terrorismo etarra y despeje así el camino para seguir desarrollando políticas de convivencia en la ponencia de Memoria con el consenso de todas las fuerzas políticas con representación en la Cámara de Vitoria. Y es que el principal escollo en este foro parlamentario es, precisamente, la negativa de la entente a reconocer que la violencia ejercida por la organización terrorista fue injusta y nunca debió ocurrir. El PP, de hecho, rehusa participar en la ponencia hasta que EH Bildu condene a ETA.

Urkullu, en este sentido, busca seguir avanzando «en la ampliación de espacios constructivos y participativos de consenso en materia de memoria, así como de reconocimiento y reparación de víctimas». Además, el Ejecutivo vasco también seguirá «impulsando una educación y una cultura para la convivencia y los derechos humanos de vocación preventiva ante el futuro y sus retos emergentes».

Un ámbito que se enmarca dentro de los principales objetivos sobre los que Urkullu quiere pivotar este último año de legislatura. Y lo hará con la aprobación de los Presupuestos de 2020 en riesgo por la pérdida del PP como socio preferente, y con el estancamiento que se vive en la política estatal, lo que podría traer a Euskadi una parálisis que el Gobierno Vasco quiere a toda costa evitar. Por ello, el lehendakari exigirá este próximo viernes al Ejecutivo central el «cumplimiento íntegro» del calendario de transferencias que en enero Pedro Sánchez se comprometió a llevar a cabo.

El autogobierno

Precisamente en este último punto, el jefe del Ejecutivo autonómico incidirá en que «reconocer el autogobierno supone también seguir reclamando su cumplimiento íntegro», después de que a principios de año el Gobierno español aprobase, por primera vez, un calendario y un plan para el traspaso de las transferencias pendientes a Euskadi.

«Lograr el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika, el autogobierno reconocido, es un objetivo fundamental de nuestro programa y cuenta con un amplio respaldo institucional, también por parte de este Parlamento Vasco», manifestaron ayer desde el Ejecutivo Vasco.

«El futuro del autogobierno pasa por la recuperación del espíritu de pacto y la bilateralidad»

Además de reclamar el cumplimiento «íntegro» del Estatuto de Gernika, Urkullu también pedirá a todos los grupos un pacto para «actualizar» y «reformular» el actual autogobierno vasco. A juicio del lehendakari, «el futuro del autogobierno pasa por la recuperación del espíritu de pacto, el mutuo reconocimiento y la bilateralidad». Por ello, se referirá al trabajo que ha llevado a cabo el grupo de juristas designado por los cinco grupos parlamentarios en la ponencia de autogobierno para elaborar un texto articulado que tenga el objetivo de «ampliar y profundizar el acuerdo interno para actualizar y avanzar en el autogobierno vasco».

Erradicar la violencia contra las mujeres, desarrollar el plan de digitalización y reducir la tasa de paro por debajo del 10 % son, entre otros, los retos que se plantea el Ejecutivo de Euskadi para culminar esta legislatura.

Principales iniciativas a desarrollar

1. Desarrollo humano
Reforzar la igualdad entre mujeres y hombres; erradicar la violencia machista; modernización de infraestructuras tecnológicas, plan de digitalización, entre otros.
2. Crecimiento sostenible
Reducción del paro por debajo del 10%; mejorar el ecosistema vasco; apoyar a la empresa; ganar competitividad en la industria.
3. Convivencia y Derechos Humanos
Alcanzar una reflexión crítica global sobre el pasado que, incluyendo explícitamente la violencia de ETA, sea compartida, por primera vez, por todas las fuerzas políticas.
4. Autogobierno
Cumplir íntegramente el calendario de transferencias y un pacto que actualice el Estatuto vasco.