La retocada ley vasca de abusos policiales elimina la capacidad de investigar a los agentes

El Gobierno confirma la retirada del recurso contra la norma del Parlamento Vasco tras acordar con el Ejecutivo vasco que se garantiza la seguridad jurídica

Jorge Sainz
JORGE SAINZSAN SEBASTIÁN.

El Consejo de Ministros confirmó ayer oficialmente la retirada del recurso contra la ley vasca de víctimas de abusos policiales, presentado por el anterior Ejecutivo del PP. Lo hizo después de acordar el pasado martes con el Gobierno Vasco la reforma de la norma para recalcar que su objetivo no es buscar responsabilidades penales, sino resarcir y asistir a los afectados. De hecho, el principal retoque del contenido de la ley aprobada por el Parlamento Vasco consiste en la eliminación de todas las alusiones a la capacidad de «investigación» de la comisión de expertos evaluadora, que corría serio riesgo de incurrir en inconstitucionalidad ante el TC por invadir competencias exclusivas del Poder Judicial. La nueva ley debe ser aprobada por el Parlamento Vasco en un pleno que se prevé a primeros de octubre, según fuentes gubernamentales. La norma se presentará, en principio, como proposición de ley y en lectura única, sin posibilidad de enmiendas. Un aspecto que habrá que ver si aceptan los grupos de la oposición. De esta forma, los partidos del Gobierno Vasco, PNV y PSE-EE, pretenden salvaguardar una ley importante para el reconocimiento y reparación de las víctimas de abusos por parte de funcionarios policiales.

Finalmente el Ejecutivo vasco ha decidido retocar seis artículos y eliminar la disposición adicional sexta de la ley, que incluía referencias a la posible culpabilidad de determinados agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado en abusos policiales. Otro cambio clave es el del artículo 7, cuya redacción se ha suavizado para que prime el carácter «asistencial» de la comisión vasca evaluadora de los abusos, y se elimine las conflictivas alusiones a la investigación judicial. De hecho, el texto añade retoques y 'coletillas' que precisan que sus efectos no tienen efectos judiciales.

Protección de datos

LAS CLAVESPARLAMENTO VASCO La nueva ley se aprobaría en octubre en lectura única, sin posibilidad de enmiendas de la oposición SUAVIZADA Las modificaciones incluyen referencias al «honor y la presunción de inocencia» de los agentes

Otro aspecto novedoso es la inclusión de alusiones referidas a la necesidad de garantizar «el respeto al derecho al honor, la presunción de inocencia y la protección de los datos» de aquellos agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado que puedan ser acusados de haber cometido en su día abusos policiales, en su mayoría contra personas vinculadas a ETA o la izquierda abertzale.

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, y la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, firmaron el pasado martes todas estas modificaciones, remitidas por Erkoreka a Madrid para ser rubricadas por Batet. Los retoques se cerraron poco después de que el Tribunal Constitucional anulara el pasado fin de semana el grueso de la ley navarra de reparación a las víctimas de actos violentos provocados por grupos de extrema derecha o funcionarios públicos, que también fue recurrida por el Gobierno del PP, al estimar que invade competencias del Poder Judicial. En este sentido, la ley navarra era más explícita que la vasca a la hora de dotar a la comisión evaluadora de atribuciones investigadoras. El cuatripartito navarro impulsó ayer una declaración institucional lamentando la decisión del alto tribunal.

La Ley vasca de Reconocimiento y Reparación de Víctimas de Vulneraciones de Derechos Humanos en el contexto de la violencia política en la Comunidad Autónoma Vasca entre 1978 y 1999, nombre oficial de la iniciativa, fue aprobada en 2016, aunque varios artículos han estado suspendidos por el recurso presentado en su día por el Ejecutivo del PP, que el actual Gobierno del PSOE retiró ayer, según consta en la referencia del Consejo de Ministros.

Erkoreka defendió ayer tarde una vez más la «constitucionalidad» de esta norma. En una entrevista concedida a Europa Press, el portavoz del Ejecutivo de Iñigo Urkullu confirmó que ya se han iniciado contactos con los grupos del Parlamento Vasco con el objetivo de aprobar la reforma en octubre, y les ha trasmitido que o se modifica la norma o «se echa por tierra el propósito» de reparación de estas víctimas. El lehendakari, Iñigo Urkullu, en redes sociales, también celebró que «por primera vez» va a ser posible un «reconocimiento legal equiparable a todas las víctimas».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos