Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

El queso de waterloo

Alberto Surio
ALBERTO SURIO

En una de sus últimas visitas a Waterloo, Arnaldo Otegi obsequió con un queso artesanal a Carles Puigdemont que el expresident ha probado con sus numerosos invitados. El regalo es la mejor metáfora de su apuesta personal, enfrentada a un principio implacable, el de la realidad. Desde este cuartel general en Bruselas, la línea dura ha pretendido marcar la estrategia del independentismo y forzar el desgaste y la ruptura con el Estado. Intentó, en su momento, evitar el apoyo a la moción de censura presentada por Pedro Sánchez. El 'cuanto peor, mejor' es la base de la espiral acción-reacción y el discurso del 155 era siempre un recurso contra el que es más fácil la pelea que contra el apaciguamiento y el diálogo.

 

Fotos