PNV y EH Bildu acuerdan una consulta habilitante del Estatuto previa a su llegada a las Cortes

Imagen de archivo de una reunión de la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco/EFE
Imagen de archivo de una reunión de la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco / EFE

El 7 de septiembre se designará el equipo de expertos que elaborará el texto articulado

A. GONZALEZ EGAÑASan Sebastián

PNV y EH Bildu han pactado que la futura reforma del Estatuto autonómico sea sometida a una consulta «habilitante» de la ciudadanía vasca, con carácter previo a su tramitación ante las Cortes Generales. En el última sesión del curso político de la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco, ambos grupos, que suman mayoría en la Cámara vasca, han pactado que la ley estatutaria deberá ser aprobada, en primer lugar, por el Parlamento de Vitoria para posteriormente ser sometida a una consulta ciudadana que, aún no siendo jurídicamente vinculante, «tendría un valor declarativo y habilitante esencial». Cumplido ese trámite, el acuerdo sellado marca que se dará paso al proceso de negociación con el Estado para su encaje jurídico y, tras la tramitación en las Cortes Generales, se procederá a su «ratificación mediante referéndum».

Elkarrekin Podemos, que no se ha sumado al acuerdo aunque no se opone a dicha consulta, considera que ésta debería convocarse mediante un pacto de dos tercios de la Cámara vasca y sitúa la participación mínima en el 60% de votantes para que su resultado tuviera valor declarativo y habilitante esencial.

El Gobierno central advierte de que la propuesta no tiene cabida en el Estatuto

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha advertido a PNV y EH Bildu de que la «consulta habilitante» que pretenden impulsar para que los vascos se pronuncien sobre el futuro político de Euskadi «está fuera de todo procedimiento del Estatuto de Gernika».

«No tiene cabida», ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, preguntada por la propuesta de PNV y EH Bildu de convocar una consulta previa a la negociación para reformar el Estatuto de Gernika.

La intención de ambos partidos es convocar una consulta «habilitante», aunque no «jurídicamente vinculante», para que la ciudadanía se pronuncie en torno al nuevo estatus político del País Vasco, como paso previo a una negociación con el Estado español que culmine con la celebración de un referéndum para ratificar dicha reforma estatutaria.

El acuerdo entre ambas formaciones se ha producido en el seno de la Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco, que este viernes ha terminado la fase inicial de sus trabajos, en la que se han elaborado las bases que deberían regir una eventual reforma del estatuto de autonomía de Euskadi.

En la misma sesión de esta mañana, al límite del cierre de la primera fase de debate de la ponencia para la actualización del autogobierno, PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos han sellado el primer acuerdo transversal sobre el nuevo estatus político de Euskadi. Hasta ahora los puntos de entendimiento se habían limitado a las dos fuerzas abertzales. El PSE, que no se ha sumado a ninguno de estos entendimientos y ayer presentó un voto particular, considera, pese a todo, que sigue habiendo posibilidades de un acuerdo que tenga seguridad jurídica y que amplíe derechos y consensos.

Además, en la reunión de hoy, la última de este curso político, se ha decidido que la designación del equipo de expertos, uno por grupo parlamentario, se hará el 7 de septiembre cuando se retomen los trabajos parlamentarios.

En el texto pactado, ayer por la tarde, por las tres formaciones, se sitúan los derechos sociales como núcleo del autogobierno vasco y eje vertebrador del país. Además de este pacto, las formaciones abertzales PNV y EH Bildu han acordado que el nuevo estatus político garantice la participación directa de Euskadi en los organismos internacionales y que se establezca una circunscripción propia vasca para las elecciones europeas.

En el documento que ha salido adelante en la reunión de hoy, la última de este curso político, se plantean medidas para el «blindaje» de estos derechos, de forma que se establece el derecho a unos ingresos suficientes para llevar una vida digna, que han de ser «universalmente accesibles en relación con la diversidad funcional o accesibilidad a la información».

El acuerdo reconoce el derecho a una educación pública, inclusiva y de calidad, a un sistema de salud universal, gratuito y de calidad, a un empleo digno, a una vivienda digna y asequible y a un medio ambiente saludable. Se propone que el futuro Estatuto de Gernika incluya un capítulo específico sobre los derechos de las mujeres, con el fin de lograr la igualdad efectiva entre sexos.

En la tónica llevada hasta el momento en el preámbulo, el título preliminar, las competencias o el reparto de poderes, PNV y EH Bildu ha cerrado un nuevo pacto bilateral sobre las bases del capítulo de relaciones internacionales y política exterior que habría de incluir el futuro texto estatutario. En su documento, proponen que Euskadi tenga participación directa en los organismos europeos e internacionales, que las instituciones vascas puedan intervenir directamente ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y que se establezca una circunscripción propia para Euskadi para las elecciones europeas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos