Los Presupuestos de 2019, primera prueba de fuego

La aprobación de la leyes previstas en el programa legislativo es importante para un gobierno, pero lo que de verdad se convierte en un quebradero de cabeza es contar con los apoyos necesarios para sacar adelante los presupuestos anuales, que son los que dan forma a gran parte de las políticas de cualquier ejecutivo. Por eso, la cuestión que más preocupa en estos momentos al Gobierno de coalición de PNV y PSE es lograr el apoyo de al menos un grupo de la oposición para aprobar los Presupuestos vascos de 2019, que se debatirán en el Parlamento en otoño. La decisión del PP de distanciarse del Ejecutivo de Iñigo Urkullu tras el apoyo del PNV a la moción de censura contra Rajoy ha trastocado el tablero político y, en estos momentos, el Gobierno de coalición no tiene garantizada la aprobación del instrumento que más estabilidad proporciona.

A pesar de que el PP ha amagado con desmarcarse de los acuerdos, fuentes del Gobierno Vasco no descartan en absoluto a los populares para revalidar el pacto que permitió la aprobación de las Cuentas en los dos últimos años. Anuncian también que negociarán «con todos los grupos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos