Zoido: «Los presos deberán arrepentirse si quieren el acercamiento»

Juan Ignacio Zoido, el pasado sábado en La Concha, momentos antes de acudir al homenaje a Ordóñez. /JOSÉ MARI LÓPEZ
Juan Ignacio Zoido, el pasado sábado en La Concha, momentos antes de acudir al homenaje a Ordóñez. / JOSÉ MARI LÓPEZ

«El punto final de ETA tendrá lugar cuando se disuelva totalmente, sin eufemismos, y además debe pedir perdón a las víctimas»

FERNANDO SEGURA SAN SEBASTIÁN

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, estuvo presente este sábado en el homenaje a Gregorio Ordóñez, asesinado hace veintitrés años por ETA. Zoido paseó el viernes por la Parte Vieja donostiarra -en uno de cuyos restaurantes fue abatido Ordóñez-, una imagen inédita y que muestra el cambio producido tras la decisión de la banda terrorista de dejar las armas. Zoido, no obstante, afirma que queda camino por recorrer. Señala que el punto final se producirá cuando ETA se disuelva. Respecto a los presos, afirma que su acercamiento requiere el arrepentimiento previo.

- El viernes se cumplieron veintitrés años del asesinato de Gregorio Ordóñez. ¿El paso del tiempo puede llegar a banalizar los crímenes de ETA?

- Existe ese riesgo, pero es responsabilidad del Ministerio de Interior que eso no ocurra. Vamos a trabajar intensamente para que las víctimas no sean humilladas. El relato de lo sucedido tiene que colocar a las víctimas en el centro, de manera que nunca se olvide la tragedia que vivieron tantas y tantas familias. Las próximas generaciones tienen que saber que hubo víctimas y hubo verdugos.

- ETA anunció en 2011 su renuncia a la lucha armada. ¿Se puede considerar el punto final?

- No, el punto final se producirá con la disolución total, sin ningún eufemismo. Además, deben contribuir al esclarecimiento de los hechos pendientes, pedir perdón, arrepentirse y que salden las deudas que tienen con las víctimas.

- El Foro Social ha afirmado que en el plazo de seis meses ETA anunciará su desmovilización. ¿Este paso seguiría sin ser suficiente?

- ETA causó muchísimo dolor en España. No cabe que ahora se pretenda que, por el mero hecho de utilizar una palabra u otra, esto se haya terminado. Quedan muchos crímenes por resolver. Además, no hay que olvidar que el que queda ahora como líder de la organización, que está en prisión, ha afirmado que no tiene por qué arrepentirse. Mientras ese sea el pensamiento, poco podrán obtener.

- Se refiere a las palabras de David Pla, quien dijo exactamente que «no lamentamos lo que hicimos».

- Así es. No solo se tienen que lamentar de lo que hicieron, sino además colaborar para esclarecer todos los hechos todavía pendientes.

- ¿Qué queda de ETA en la actualidad? ¿Disponen de arsenal operativo o el desarme fue total?

- Aquello fue una puesta en escena. Probablemente, ni lo que queda de organización terrorista sabe los zulos que resten por descubrir. Aquel teatro no les sirvió de nada, porque no lograron el eco que pretendían.

- ¿Están ustedes dispuestos a acercar presos a Euskadi? Francia lo va hacer, sin necesidad de que se haya producido previamente la disolución de la banda.

- El Ministerio de Interior cumple escrupulosamente la legislación penitenciaria española. Respetamos las decisiones del Ministerio de Justicia francés, pero nosotros no vamos a cambiar, porque no se dan las circunstancias precisas.

- Los presos han mostrado su total disposición a reconocer el daño causado a las víctimas, con el fin de mejorar su actual situación penitenciaria y cambiar de grado. ¿Es suficiente este reconocimiento?

- No vale solo el reconocimiento. Si quieren el acercamiento y otros beneficios deberán pedir perdón, arrepentirse y saldar las deudas que tienen con las víctimas.

- Pero tendrá que reconocer que el colectivo de presos se está moviendo. El 73% ha aceptado la hoja de ruta del EPPK para explorar beneficios penitenciarios, reconociendo el daño causado...

- Se está moviendo algo, pero todavía es insuficiente. No debemos dejar que engañen a la sociedad.

- ¿El arrepentimiento es la llave?

- Además, se tiene que producir la disolución y saldar las deudas con las víctimas.

- ¿La disolución es también la condición previa a la transferencia de las Prisiones?

- El traspaso ahora mismo no está encima de la mesa. Todavía quedan cuestiones pendientes respecto a ETA.

- ¿Contempla una reducción de los efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en Euskadi? El Parlamento Vasco aprobó recientemente que su número se «adecue a su estricto ámbito competencial».

- El despliegue actual responde a las competencias que tenemos. No nos plateamos una reducción.

- ¿Qué opinión le merece el informe que encargó el Gobierno Vasco sobre la tortura? En el mismo se dice que «en el ámbito estatal debe realizarse una reflexión crítica y reconocerse el daño injusto causado a las víctimas».

- Soy muy respetuoso con las decisiones que cada uno adopta en el ámbito de sus competencias, pero también me gusta ser muy claro en todo lo relacionado con el terrorismo. Cuando se pretende corresponsabilizar a todo el mundo, lo que se busca es eludir la responsabilidad de aquellos que, formando parte de una organización terrorista, con el ánimo decidido de subvertir el orden constitucional, utilizaron los asesinatos para lograr sus fines. Hay actitudes que solo buscan confundir y que el relato no se adecue a lo que realmente pasó, y lo que pasó fue que ETA sembró el terror en Euskadi y en España.

- ¿Cómo calificaría sus relaciones con el PNV? El PP necesita sus votos para aprobar los Presupuestos. ¿El acercamiento de los presos, por el que aboga el PNV, sería una moneda cambio?

- La relación con el PNV es fluida. No me han planteado nada respecto a esa cuestión.

- Pero al Gobierno de Rajoy se le complica la situación. ¿Cabría un cambio de candidato o un adelanto electoral, habida cuenta de que al PP se les acumulan los problemas: Cataluña, corrupción, C’s pisándoles los talones, no lograr sacar adelante el Presupuesto...?

- La vocación del presidente del Gobierno es terminar la legislatura. Está siendo compleja, dado el reparto de las fuerzas políticas en el Congreso, pero estamos continuando por la senda de la recuperación económica y la creación de empleo, casi 500.000 en 2017. Merece la pena seguir trabajando para consolidar esta recuperación económica. No cabe la menor duda de que la corrupción supone un desgaste, pero hay que destacar que en el PP el que la hace la paga. Todas las personas implicadas no están ya en el PP. Las personas que han formado parte de una trama que contrataba con el partido, desde que llegó Rajoy dejó de trabajar con el PP. Rajoy no solo no está afectado por casos de corrupción, sino que durante su mandato se han aprobado normas en favor de la transparencia y lucha contra la corrupción en una cantidad nunca conocida hasta ahora. Los hechos avalan una gran trayectoria y esperamos llegar a 2020 con 20 millones de personas trabajando en España.

- ¿Estos éxitos económicos no pueden quedar eclipsados ante declaraciones judiciales como la de Costa, que afirmó que el PP valenciano se financió en ‘negro’, añadiendo con rotundidad que Camps lo sabía? El expresidente fue puesto en numerosas ocasiones como un ejemplo por Rajoy...

- Una persona que se encuentra imputada e inmersa en el juicio oral, qué quiere usted que le diga. Puede hacer tantas afirmaciones... Pero deben ser probadas. De lo contrario, estamos ante una película, ante una cortina de humo que puede dañar la credibilidad de un partido que ha demostrado de que el que la hace la paga.

- Usted paseó el viernes por la Parte Vieja de Donostia y cenó en una sociedad. ¿Cómo vio la ciudad?

- Afortunadamente, el ambiente en el País Vasco ha cambiado. Hacía tiempo que no venía. Estuve hace algunos años, era otra época. Entonces era magistrado y vine a cursos de formación. No tiene nada que ver con la situación actual.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos