Esteban: «La posibilidad de que Rajoy caiga no va a depender de si apoyamos sus Presupuestos»

Aitor Esteban se toma un café en el batzoki instalado en los bajos de Sabin Etxea, que está decorado con la efigie del fundador del PNV, Sabino Arana. /Luis Ángel Gómez
Aitor Esteban se toma un café en el batzoki instalado en los bajos de Sabin Etxea, que está decorado con la efigie del fundador del PNV, Sabino Arana. / Luis Ángel Gómez

«A ningún partido le interesa un adelanto electoral ahora, excepto quizá a Ciudadanos por un cálculo precipitado»

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban (Bilbao, 1962), se ha visto inmerso esta semana en una inesperada guerra dialéctica entre el partido jeltzale y Ciudadanos, que ha utilizado los últimos acuerdos del Gobierno central con los nacionalistas vascos para desgastar a Mariano Rajoy. Dos de los partidos que permitieron al Ejecutivo del PP aprobar sus Presupuestos el año pasado parecen ahora demasiado distanciados para revalidar un acuerdo similar, aunque Esteban avisa de que «a nadie le interesa un adelanto electoral». Si se levanta el artículo 155 en Cataluña, el PNV entrará a negociar las Cuentas.

-¿En el PNV empiezan a molestar algunas alusiones de Ciudadanos hacia supuestos «privilegios y chanchullos» en relación a Euskadi?

-No, y además creo que voy a empezar a pasar de ellos, porque son los realmente interesados en crear una polémica artificial. A Albert Rivera parece que se le agota el asunto catalán y ahora quiere abrir el frente vasco para agitar el populismo. No pienso darle munición para eso.

-Esta semana, Rivera ha llegado a agradecer sus críticas al presidente del PNV, Andoni Ortuzar. Asegura que los ataques del PNV le vienen bien en el resto de España...

-No, no, no. El PNV no ha atacado a Ciudadanos, aquí el único ataque que ha habido ha sido de C’s hacia el PNV. Nosotros no hemos iniciado esta polémica, lo han hecho ellos porque les venía bien. El presidente del EBB lo único que hizo fue responder a los insultos y las mentiras que ha lanzado Ciudadanos contra nosotros. Es evidente que no es un partido que esté pensando en buscar soluciones, sino en atraerse un sector de votos del PP, aunque para ello sea necesario empeorar las cosas. Estos que se autodefinen como patriotas españoles tienen muy poco de patriotas.

«El PNV lleva cien años en el Congreso y somos una roca. Estamos listos para lo que venga»

-En la sesión de control de esta semana, usted se revolvió en su escaño ante algunas afirmaciones de Girauta, el portavoz de C’s.

-A mí no me importa que se metan con el PNV, pero me revolví al escuchar tantas mentiras. Se basan en argumentos que no son ciertos como que el acuerdo sobre la tarifa eléctrica es para dar ventaja a las empresas vascas, que utilizamos el impuesto de sociedades para hacer ‘dumping’ fiscal o el mantra del ‘cuponazo’, cuando llevábamos diez años sin que el Gobierno cumpliera la ley. O esa otra afirmación de que el PNV es un partido supremacista y antieuropeo. ¿El PNV antieuropeo? Si estuvimos en el impulso de la creación de la Unión Europea... Es ridículo.

-¿Lo achaca al desconocimiento o a pura estrategia política?

-Dicen cosas que no son ciertas a sabiendas, y eso indigna porque es intentar engañar a la ciudadanía. No sé si algunas de esas afirmaciones son desconocimiento o que les da igual. Han cogido esos mantras y simplemente los sueltan. Se trata de un partido que es puro márketing desde sus inicios, y es capaz de dejar tirado al PP o a otro partido en una votación si ve que la tendencia de los medios de comunicación va por otro lado. ¡Pero si en temas sociales han llegado a preguntar qué íbamos a votar nosotros para votar lo mismo! Es un partido que no tiene ideología, es poco más que un líder de plastilina.

-¿Ciudadanos se ha creído las encuestas que dicen que puede ganar las elecciones? ¿Esa posibilidad sería el peor escenario para el PNV?

-El mes que viene hacemos cien años en el Congreso. Hemos vivido de todo: dos dictaduras, hemos estado arrinconados, también hemos sido protagonistas en otros momentos históricos... Nosotros somos una roca, estamos preparados para todo lo que venga. Y estamos dispuestos a dialogar con todo el mundo. Una encuesta a 800 personas a nivel estatal puede mostrar cierta tendencia, pero trasladar eso a escaños es más relativo. Es evidente que en la sociedad española ha crecido una tendencia recentralizadora al calor del procés catalán, pero ya veremos qué recorrido tiene. Lo cual no quita para que en C’s estén crecidos y eso les haya llevado a echarse atrás en el acuerdo presupuestario que el propio Rivera anunció para 2018.

«A Rivera se le agota el tema catalán y quiere abrir el frente vasco para agitar el populismo»

-Con la tensión que hay en estos momentos entre el PNV y C’s, ¿hay opciones de que vuelvan a coincidir en un acuerdo presupuestario?

-Su estrategia está muy clara: no le quieren aprobar los Presupuestos a Rajoy, pero quieren que el culpable sea el PNV. Aunque se contradicen, porque aseguran que no hay que contar con los nacionalistas para nada y, al mismo tiempo, nos acusan de chantajear al Gobierno para que levante el artículo 155 en Cataluña. ¿En qué quedamos? Por muchas cortinas de humo que extienda Ciudadanos, ahora mismo la pelota de los Presupuestos está en su tejado.

-¿Cuál es la posición actual del PNV respecto a las Cuentas?

-La de siempre. Nosotros votamos en contra de la investidura de Rajoy pero, una vez que hay un Gobierno, hacemos política. Somos favorables a la estabilidad institucional y la queremos en el Parlamento Vasco, en el navarro o en el español. A partir de ahí, tienen que darse unas premisas y, con una situación de excepcionalidad como la que hay en Cataluña, ya dijimos que no íbamos a negociar. Si la situación se normaliza podremos entrar a hablar, y nosotros a todas las negociaciones vamos con voluntad de llegar a un acuerdo. Luego habría que ver si es posible. Eso sí, no vamos a entrar a negociar si no hay una mayoría asegurada, por eso la pelota está en el tejado de C’s.

-El portavoz del PP vasco, Borja Sémper, dijo que el acuerdo con el PNV está casi cerrado...

-Ese no se entera, hombre. Creerá que diciendo ese tipo de cosas ayuda a su partido, pero no le ayuda. No ha habido conversaciones sobre Presupuestos con el PP. Se les trasladó lo que he dicho en la respuesta anterior y ellos lo entendieron a la primera. Es evidente que puede haber conversaciones con los ministros, como las habría aunque no hubiera en el horizonte una negociación presupuestaria, y que seguimos trabajando en el seguimiento del acuerdo de 2017, que por cierto se va cumpliendo, pero aún no hemos hablado de las Cuentas de 2018.

-El Gobierno, a través del ministro de Industria, advirtió que algunas partidas plurianuales del acuerdo de 2017 puedan estar en el aire si no se actualizan los Presupuestos.

-Precisamente el ministro Álvaro Nadal es el que más deberes tiene por hacer todavía para cumplir el acuerdo del año pasado, es el menos aplicado de todos. En aquel pacto quedaba claro que nada unía la nueva tarifa eléctrica a unos nuevos Presupuestos. Además, otros ministros, como De la Serna, han dejado claro que las inversiones en el TAV no se paralizan por que no haya Cuentas.

-El año pasado al acuerdo presupuestario estuvo acompañado de importantes inversiones y de pactos institucionales como la actualización del Concierto y el Cupo. ¿Será difícil que el Gobierno de Rajoy pueda presentar esta vez una oferta tan favorable para el PNV?

-Bueno, yo diría que fue favorable para Euskadi, no para el PNV. Lo que pasa es que el PNV se preocupa por el país y suele sacar frutos, otros hacen una política de espectáculo. Pero no se trata de igualar o mejorar la oferta de 2017. ¿Cómo se miden esas cosas? Hay temas que deberían haberse solucionado desde hace tiempo y, en determinadas coyunturas, puedes apretar un poco para que se cumpla la ley, que tiene narices. No todo es dinero, también puede haber gestos políticos importantes.

-¿Puede ser un buen momento para cerrar transferencias pendientes?

-De hecho, lo es desde 1979. Igual se puede conseguir algo porque está ahí el PNV peleando, porque los demás mucho-mucho, pero nada-nada. El Estatuto debería haberse cumplido desde el primer momento, por lo que siempre ha estado sobre la mesa. ¿Será posible ahora? No lo sé, como tampoco sé si lo vamos a plantear.

-¿Sospecha que la vicepresidenta del Gobierno está demorando su reunión pendiente con el Gobierno Vasco para guardarse una baza de cara a esa negociación?

-Es posible, pero no lo sé.

-El Gobierno ha anunciado que le gustaría aprobar el proyecto de Presupuestos para marzo, por lo que las fechas empiezan a apretar. ¿Cree que al final lo presentará?

-Si no tiene claro que puede sacarlos adelante, no los va a presentar. Rajoy no se va a arriesgar a que el Congreso le dé un sopapo.

La cuestión catalana

-Es decir, que si no se forma un Govern en Cataluña próximamente y se levanta el 155, ¿directamente no presentará los Presupuestos?

-Pues no lo sé, pero espero también que las fuerzas nacionalistas catalanas sean conscientes de cuál es la situación real, que yo creo que en gran medida lo son, aunque haya algunas personas que no. En términos democráticos, estoy en desacuerdo con que se quiera impedir que una persona que ha sido elegida no pueda ser investida, pero en la vida también hay que valorar las situaciones objetivas. Y la realidad objetiva es que las instituciones españolas, en su sentido más amplio, no van a permitir que Puigdemont vuelva a ser president. Eso es así y ya sabemos que en Europa nadie va a alzar la voz, y que cada día que pasa las instituciones catalanas siguen en manos del Gobierno central, que puede hacer cambios que no le corresponden, como pasa con el debate lingüístico en la educación catalana. Por tanto, creo que hay que tomar decisiones.

«Nos gustaría que hubiera un Govern cuanto antes, pero a ERC y al PDeCAT también»

-¿El PNV está a la espera de que se forme un Govern cuanto antes para desbloquear la situación política?

-Lo primero que hay que decir es que el artículo 155 no se tenía que haber aplicado. Supongo que el mismo Rajoy estará deseando desembarazarse de este asunto y normalizar la situación. A nosotros nos gustaría que hubiera un Govern cuanto antes, y creo que es una posición que comparten los partidos catalanes. Empezando por ERC y el PDeCAT.

-Si al final no hay Cuentas, ¿el Ejecutivo en minoría de Rajoy podría seguir gobernando sin problemas?

-Si alguien piensa que Rajoy va a adelantar las elecciones por no tener Presupuestos es que no le conoce. Si alguien piensa que eso puede hacer caer a Rajoy, estará equivocado. Por no tener Cuentas, no lo creo.

-Por lo que percibe en el Congreso, ¿a algún partido le puede interesar ahora un adelanto electoral?

-No, seguro. Bueno, igual a Rivera por un cálculo precipitado que le podría beneficiar, pero al resto no.

-¿Al PNV tampoco?

-No. ¿Qué interés puedo tener yo en que haya unas elecciones generales ahora? Si voy a sacar lo mismo o un poquito más: Cinco, seis...

-Pero igual no serían tan decisivos como en el actual Congreso...

-Nunca se sabe.

-Si a nadie le interesa un adelanto electoral, ¿no sería lógico evitarlo?

-Bueno, sí, pero para eso el Gobierno tendrá que ser capaz de llegar a acuerdos, no le vas a aprobar las cosas porque sí. Pero la posibilidad de que Rajoy caiga no va a depender de que el PNV apruebe o no los Presupuestos.

«Si Cataluña se normaliza podremos hablar, y siempre negociamos con voluntad de acuerdo»

-El PNV ha sido muy crítico con Rajoy, pero ¿un hipotético Ejecutivo liderado por Ciudadanos podría hacer incluso bueno al PP?

-Con lo que apuntan por ahora, estaría entre Guatemala y ‘Guatepeor’. Si me dan a elegir preferiría que hubiera un Gobierno con una mentalidad más abierta, aunque tampoco me lo aseguran desde otros escaños. Es verdad que, aunque haya sido por necesidad, con el Gobierno del PP se han abierto ámbitos de diálogo. ¿Eso sería posible con C’s? Por nosotros no quedaría, porque hablamos con todo el mundo, lo que no sé es si ellos querrían hablar con nosotros.

-Igual en el futuro C’s también les necesita...

-Ay, amigo. En la vida hay que tragar mucha saliva y conviene no escupir muy alto porque, si no te mueves del sitio, te acaba cayendo encima.

«En el Congreso actual, la iniciativa del nuevo estatus no sería aceptada»

-¿Cómo se ha recibido en el Congreso la propuesta de reforma estatutaria que ha presentado el PNV en el Parlamento Vasco?

-Nadie pregunta y nadie quiere saber, a excepción de una persona que me preguntó con cierta preocupación. Estoy seguro que nadie se ha leído la propuesta, así que tiran de tópicos para opinar. Ya iremos viendo cómo evoluciona el debate en el Parlamento Vasco según se avance en un acuerdo. Por ahora lo que hay son unas bases para un posible pacto que englobe a gente que es independentista con gente que no lo es.

-¿Usted es independentista?

-Sí, siempre lo he dicho, por eso me afilié al PNV a los 16 años.

-¿Pero ve posible la independencia de Euskadi ahora mismo?

-No, porque soy consciente de que la voluntad mayoritaria en Euskal Herria en estos momentos no apunta en esa dirección, ni siquiera en la CAV. Soy independentista, pero no ciego. Conozco el mundo y el momento político en los que vivo. Claro que me gustaría ver una Euskal Herria independiente, pero sé que tengo pocas posibilidades de hacerlo. Quizá mis hijos o nietos... Mientras tanto, hay muchísimas cosas que hacer en este país para mejorarlo.

-¿La propuesta del PNV incluye el derecho de autodeterminación, como le han criticado?

-No, pero tampoco lo incluye la propuesta de EH Bildu. Otra cosa es que consideremos que los acuerdos a los que pueda llegar esta sociedad deban ser respetados por el Estado. Si aquí llegamos a un porcentaje muy alto de acuerdo, que espero que sea transversal y pueda incluir a partidos como el PSE y el PP, confío en que la respuesta del Estado sea positiva.

-¿Es posible la relación de igual a igual que plantea el PNV?

-Hay que reconocer de una vez que Cataluña y Euskadi son dos realidades diferentes al resto de las comunidades autónomas y que quieren gestionarse sin injerencias. Ya sabemos que estamos dentro de un Estado, pero vamos a intentar negociar algo similar al Concierto Económico en lo político para que la relación sea bilateral. Un acuerdo de ese tipo no heriría a nadie.

-Si una propuesta similar a la que ha presentado el PNV llegara a las Cortes, ¿sería aceptada?

-¿Hoy, con el cacao que tenemos? En el Congreso actual, no.

-¿Y dentro de dos años?

-Veremos, en política dos años es mucho tiempo. Un problema de la política española es que funciona en el cortoplacismo. Por eso, si la propuesta de nuevo estatus llegara hoy al Congreso no daría un euro por su éxito. Pero nuestra propuesta es posibilista si hay voluntad política.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos