La ponencia de Memoria logra los primeros avances sobre acuerdos que el PSE avisa que no respaldará

La ponencia de Memoria logra los primeros avances sobre acuerdos que el PSE avisa que no respaldará/
La ponencia de Memoria logra los primeros avances sobre acuerdos que el PSE avisa que no respaldará

El foro parlamentario se paraliza a la espera de que concluya el ciclo electoral y todo apunta a que no volverá a reunirse hasta septiembre

J. ARTOLA

PNV y Elkarrekin Podemos alcanzaron ayer acuerdos en varias cuestiones en el seno de la ponencia de Memoria y Convivencia del Parlamento Vasco, donde se certificaron también las grandes discrepancias del PSE con jeltzales y EH Bildu. Desde la presidencia de este foro parlamentario precisaron que se trata de los primeros acercamientos, pero confiaron en que se pueda incorporar a más partidos para que el consenso sea lo más amplio posible. Ante este extremo, fuentes del PSE indicaron que no es ese su caso, ya que ellos se mantienen fieles a su propio documento, el que hicieron público el pasado 11 de enero como una «enmienda a la totalidad» al de síntesis redactado por Ana Oregi (PNV). Los socialistas esperan que su texto se pueda someter a votación en la recta final de la ponencia.

Ninguno de los documentos con los que trabaja la ponencia ha trascendido, salvo el del PSE, que fue presentado públicamente por Idoia Mendia y en el que los socialistas creen «insoslayable» que el acuerdo de la ponencia reconozca que nunca hubo razón alguna para el terrorismo de ETA ni de otras vulneraciones de derechos humanos. El socio de gobierno del PNV en Euskadi pide que las conclusiones de este órgano deben respetar el «suelo ético» acordado la pasada legislatura. Los socialistas aunque acuden a las reuniones y lo seguirán haciéndo hasta el final, no están participando en las votaciones.

La ponencia se reunió a puerta cerrada. Como en ocasiones anteriores, ninguno de sus miembros hizo declaraciones posteriores para respetar el pacto que mantienen con el objetivo de que los trabajos se desarrollen con discreción. Los grupos no cerraron una fecha para una nueva reunión y todo apunta a que no lo harán hasta que finalice el ciclo electoral, que aboca al regreso a las reuniones en septiembre.

Elkarrekin Podemos se equivoca al votar un artículo de la reforma de la ley de abusos policiales

Fuentes de la presidencia de este órgano parlamentario, en manos de Ana Oregi, explicaron que la ponencia sigue adelante con «acuerdos de entrada» entre jeltzales y Elkarrekin Podemos, cuyo contenido no trascendió por el citado pacto de discreción. Fuentes de la formación morada confirmaron que existe «sintonía» entre ambos grupos e insistieron en que «toca seguir trabajando».

Fuentes de EH Bildu señalaron a Efe que si existe «voluntad política», sería posible incluir aportaciones de la coalición en un acuerdo más amplio porque son «compatibles» con el texto de síntesis de las propuestas de todos los grupos redactado por Oregi, al que el resto de partidos presentaron alegaciones. El PP no participa en esta ponencia por considerar que no busca deslegitimar el terrorismo.

Por otra parte, un error de los parlamentarios de Elkarrekin Podemos en las votaciones, subsanable en el debate definitivo en pleno, supuso ayer el rechazo de un artículo del texto que podría resultar clave para evitar que la reforma de la ley de abusos policiales sea recurrida ante el Tribunal Constitucional.