Errejón busca ahora pactos con la Chunta, En Marea y los comunes

Iñigo Errejón./
Iñigo Errejón.

Intenta cerrar acuerdos a contrarreloj para paliar su debilidad organizativa fuera de Madrid

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Iñigo Errejón, cuando abandonó el escaparate de la política nacional tras la cruenta batalla de Vistalegre II, dejó desperdigados por todo el país a muchos dirigentes y militantes 'errejonistas' pero sin un vínculo orgánico porque el 'errejonismo' murió en aquella asamblea ciudadana de febrero de 2017. Su partido actual, Más Madrid, creado hace menos de un año, no pasa de ser el embrión de una organización política. Se siente débil en ese sentido y por eso busca alianzas con fuerzas políticas de ámbito autonómico que están o han estado en la órbita de Podemos.

Además de Compromís en la Comunidad Valenciana, Errejón busca alianzas electorales con la Chunta Aragonesista, los gallegos de En Marea y los ecologistas de Equo. También ha entablado conversaciones con los comunes de Ada Colau y hasta con Teresa Rodríguez, la líder de Adelante Andalucía. Por sí solo podría dar la batalla en Madrid, pero en otras circunscripciones su orfandad es evidente.

El tiempo, además, corre en su contra. Errejón anunciará este miércoles su candidatura en una asamblea general de Más Madrid en la Casa del Pueblo de UGT que se reunirá bajo el lema «Hacia las generales». A partir de ese momento, solo quedarán cuatro días para presentar ante las juntas electorales provinciales las coaliciones. Para las listas hay un poco más de tiempo, pero no mucho porque entre el 2 y 7 de octubre deben estar en manos de las juntas.

Este lunes, el equipo de Errejón se puso en contacto con dirigentes Chunta, partido ahora asociado con Podemos en el Gobierno de Aragón. Los nacionalistas no tienen presencia en el Congreso desde que perdieron el escaño del histórico José Antonio Labordeta. Para la Chunta, el proyecto de Errejón es ahora «la línea prioritaria de trabajo».

Iglesias comunicó a Compromís que tomaba «nota» de su alineamiento con Más Madrid

También hay conversaciones con En Marea. Su portavoz, Luis Villares, explicó que están «en contacto permanente» con Más Madrid para acordar candidaturas para el 10-N. En Marea fue una de las confluencias de Podemos en las elecciones de 2015 y 2016, pero se escindió y en las de abril pasado se presentó en solitario y no obtuvo representación. El sector crítico, en cambio, llegó a un acuerdo con el partido de Pablo Iglesias y se presentó bajo la marca Galicia en Común y obtuvo dos escaños.

Los contactos con Equo han provocado un terremoto en la formación ecologista porque mientras el sector capitaneado por Juantxo López de Uralde se mantiene fiel a la alianza morada, otro grupo con la concejal madrileña y exdiputada de IU, Inés Sabanés, a la cabeza, apuesta por Errejón. Tras una tormentosa reunión el pasado lunes, la dirección del partido verde ha convocado una consulta entre sus bases para resolver si escogen a Unidas Podemos o Más Madrid para las elecciones del 10 de noviembre.

Intereses comunes

Emisarios de Errejón asimismo han conversado con representantes de En Comú, formación que mantiene una férrea sociedad con Podemos, pero que cuenta con una fuerte colonia de 'errejonistas'. Los contactos, según fuentes de Más Madrid, han sido positivos, pero parece difícil que cuaje un acuerdo.

Hasta con Adelante Andalucía hay un acercamiento, no porque los postulados anticapitalistas de Teresa Rodríguez, enfrentada desde hace meses con Iglesias, sean coincidentes con los más moderados de Errejón, pero hay un interés común en desmarcarse del líder morado.

Podemos observa con recelo estos movimientos, pero confía en que no vayan a ningún sitio. La portavoz de la dirección, Noelia Vera, señaló este martes que la relación con sus «hermanos políticos sigue intacta», en referencia a los comunes de Ada Colau. Harina de otro costal es Adelante Andalucía, que pretende presentarse como una confluencia territorial a pesar de la oposición de la dirección nacional.

Lo que sí ha escocido en la dirección de Podemos es que Compromís se haya alineado con Errejón. Es cierta que en las últimas elecciones los nacionalistas valencianos y los morados se presentaron por separado, pero había movimientos para rehacer los puentes. Iglesias comunicó a Mónica Oltra su malestar. «Tomamos nota», fue el mensaje del líder de Podemos a la vicepresidenta de la Generalitat valenciana.

Más información: