Poblet acoge una cumbre catalanista moderada con exdirigentes del PDeCAT

DV Y AGENCIASBARCELONA.

El Monasterio de Poblet acogió ayer una cumbre de representantes civiles y políticos del espacio del catalanismo moderado, contrarios a la vía unilateral hacia la independencia, con la participación de exdirigentes del PDeCAT. A la reunión, celebrada a puerta cerrada, asistieron unas 150 personas, en su mayoría miembros de la sociedad civil y menos de una decena de políticos, según explicaron fuentes de la organización.

No se trata, según esas fuentes, de activar ya un nuevo partido catalanista moderado, sino de profundizar en el debate sobre cómo afrontar el futuro de Cataluña lejos de la confrontación, marcando distancias con la estrategia de JxCat. Sin embargo, estos debates pueden ayudar a que arraigue un grupo activo desmarcado del proceso de reordenación del espacio de JxCat en el que está participando el PDeCAT.

'El país de demà' (El país de mañana) es el nombre de la plataforma impulsora de esta jornada de debate y reflexión en Poblet, que pide superar el procés porque no es «posibilista» y aboga por trabajar en «grandes consensos» y recuperar una relación «fluida» con el Estado. La plataforma -a la que se han unido perfiles del PDeCAT críticos con la estrategia de JxCat y del expresident Carles Puigdemont- rechaza la unilateralidad porque entiende que perjudica a Cataluña.

En los debates a puerta cerrada de Poblet, que giraron en torno a una serie de ponencias políticas y sectoriales, participaron unas 150 personas, entre ellas el portavoz y principal impulsor de 'El país del demà', Antoni Garrell. Garrell dejó claro el miércoles que, aunque a esta reunión podían acudir exdirigentes del PDeCAT o de CDC que a título personal hicieron sus aportaciones a los textos -como Marta Pascal, Carles Campuzano y Lluís Recoder-, el colectivo no tiene «ningún interés» en convertirse en un nuevo partido político.