Una pelota causó daños «irreversibles» a Cabacas

La lesión craneoencefálica sufrida por Iñigo Cabacas durante una carga policial de la Ertzaintza en Bilbao es compatible con el impacto perpendicular al eje corporal de una pelota de goma, prácticamente recto, según los médicos forenses que declararon ayer en el juicio por la muerte del joven. Tres forenses confirmaron que la lesión cerebral que sufrió Cabacas y que le causó la muerte cuatro días después de caer abatido, era «irreversible», sin que se pudiera haber hecho nada para evitar su muerte. Se trató, según indicó la médico que actuó de portavoz del equipo de forenses, de una muerte violenta y homicida, desde un punto de vista médico legal. Además, la especialista consideró que como Cabacas presentaba la lesión detrás de la oreja derecha, «el agresor tenía que estar a la derecha de la víctima».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos