Sánchez amenaza con un adelanto electoral al 14 de abril si le tumban los Presupuestos

Sánchez amenaza con un adelanto electoral al 14 de abril si le tumban los Presupuestos

Fuentes del Gobierno señalan que esta fecha sería la primera posible si el presidente decide disolver las Cortes la semana que viene, con lo que tratan de presionar a los soberanistas catalanes

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

Golpe de efecto de Pedro Sánchez para apurar sus opciones de aprobar los Presupuestos. El Gobierno central ha puesto sobre la mesa este lunes el 14 de abril como fecha probable para un adelanto de las elecciones generales si el Congreso tumba esta semana los Presupuestos Generales del Estado. El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha dado luz verde a la posibilidad de unas elecciones inminentes, el 14 de abril, como forma de presionar a los partidos que deben facilitar la tramitación de las Cuentas este miércoles, con la mirada puesta especialmente en los partidos soberanistas catalanes. El 14 de abril sería el primer domingo posible para respetar los 54 días que marca la ley para convocar unas elecciones, y las generales se celebrarían apenas un mes y medio antes de los comicios europeos, municipales y forales del 26 de mayo.

Fuentes del Ejecutivo de Sánchez han avanzado la fecha del 14 de abril a la agencia Efe este mediodía, una hipótesis confirmada posteriormente a este periódico. Esta posibilidad de adelanto se produce en un escenario de incertidumbre por la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, cuyas enmiendas a la totalidad se debaten entre el martes y el miércoles en el Congreso. Incertidumbre que se ha acrecentado tras el distanciamiento del Gobierno con los partidos independentistas catalanes que se produjo el pasado viernes. A ello se suma la manifestación celebrada el domingo en Madrid en demanda de elecciones anticipadas convocada por el PP y C's, a la que también se sumó Vox, y en la que se volvió a reclamar a Pedro Sánchez que dé la palabra a los españoles en las urnas.

La posible convocatoria electoral el 14 de abril, día de la proclamación de la Segunda República española, obligaría al Gobierno a disolver las Cortes y convocar las elecciones la semana que viene, como tarde el próximo 19 de febrero, para cumplir con los 54 días que establece la ley.

El anuncio lanzado este lunes por el Ejecutivo de Sánchez reduce la posibilidad de un 'superdomingo' electoral para el 26 de mayo, que también había aparecido en el horizonte, aunque contaba con destacados detractores entre las propias filas socialistas. Los barones del PSOE prefieren acudir a las urnas bajo una estricta perspectiva territorial, sin tener que añadir como ingredientes electorales los aspectos más delicados de la vida política nacional, como la crisis territorial en Cataluña.

Este lunes por la mañana la ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha admitido, en un desayuno informativo en Bilbao, que si los Presupuestos Generales del Estado (PGE) salen adelante, el Ejecutivo «transitará en 2019 con la normalidad de cualquier Gobierno» y, en caso contrario, «ciertamente, el tiempo será más corto».

Más información

 

Fotos

Vídeos