Partidos y víctimas podrán hacer aportaciones a la iniciativa que lleva la historia de ETA a las aulas

Aintzane Ezenarro, Maite Alonso y Jonan Fernández, presentaron la iniciativa Herenegun!./MONICA RIVERO
Aintzane Ezenarro, Maite Alonso y Jonan Fernández, presentaron la iniciativa Herenegun!. / MONICA RIVERO

La iniciativa Herenegun!, que arrancará en abril en ocho centros educativos, «no trata de imponer una mirada, sino de mirar al pasado sin miedo»

A. GONZÁLEZ EGAÑASAN SEBASTIÁN.

Alumnos de 4ª de la ESO y de 2º de Bachillerato de ocho centros educativos públicos y concertados de Euskadi estudiarán en el tercer trimestre de este curso, a partir del próximo mes de abril, la historia de la violencia de ETA. Será la llegada a las aulas vascas de la experiencia piloto de la unidad didáctica Herenegun!, que se extenderá al resto del alumnado de entre 14 y 18 años a partir del curso 2019-2020. Los materiales que se utilizarán para esta inmersión educativa en memoria reciente (1960-2018) se presentaron ayer en Donostia y se hicieron llegar, a su vez, a los grupos parlamentarios vascos, a los firmantes del Acuerdo Gizalegez y a los consejos de víctimas, que podrán hacer aportaciones hasta el próximo 16 de noviembre. A partir de esa fecha, el Gobierno Vasco analizará durante siete semanas las aportaciones y la posibilidad de su incorporación. Se prevé que el material final, acotado a la asignatura de Historia, esté listo para finales del mes de enero.

El secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández, la viceconsejera de Educación, Maite Alonso, y la directora de Gogora, Aintzane Ezenarro, presentaron ayer los cuatro cuadernos que agrupan el material base del programa. Uno de los objetivos será contribuir a que el alumnado vasco llegue a comprender un periodo «especialmente convulso y violento» de la historia de Euskadi, reflexione y aprenda que no se debe volver a repetir. Fernández confió en que la «mirada plural y autorizada», bajo criterios «pedagógicos, didácticos, de rigor histórico y equilibrio» que ha guiado este trabajo haga que no tenga oposición ya que, según remarcó, «no se trata de herramientas para imponer una mirada, sino de mirar al pasado sin miedo».

Cuatro cuadernos. El primero es un texto base para el profesorado titulado 'ETA en el contexto sociopolítico vasco
Síntesis histórica 1960-2018'. En el segundo y tercero se diseña el plan de trabajo para los alumnos de 4º de ESO y 2º de Bachillerato respectivamente, que prevé una dedicación a esta materia de seis sesiones de 55 minutos. El cuarto cuaderno es una documentación complementaria con textos que pueden ser de utilidad para los docentes.
Material audiovisual
Basado en la serie documental 'Las huellas perdidas'. Este material contó con el asesoramiento editorial del historiador Juan Pablo Fusi, la exconsejera Mari Carmen Garmendia y el periodista Mariano Ferrer. Dada la excesiva duración de cinco horas del documental, se está preparando una versión resumida.

Fernández reconoció que no existe una «lectura compartida» sobre lo ocurrido en este periodo en Euskadi, pero que en el plano educativo no abordar esta parte de la historia supondría «un déficit». Los profesores dispondrán de «autonomía y libertad de docencia», explicó la viceconsejera preguntada sobre la pluralidad de visiones que pueden tener también los propios educadores. Para ellos está diseñado el primero de los cuadernos, elaborado como texto base en el que se resume en once páginas la historia de ETA en el contexto sociopolítico dividido en tres epígrafes: la aparición de ETA, la lucha armada y el agotamiento de ETA. En este texto se explica que el terrorismo etarra «no fue a partir de 1975 ni una respuesta a las circunstancias políticas españolas ni la consecuencia última de un conflicto no resuelto». También se apunta al «grave error estratégico que fue la estrategia de la socialización del sufrimiento».

El Gobierno Vasco abundó en que en este tema hay «percepciones y sensibilidades» distintas. El límite lo sitúan en «no legitimar la violación de los derechos humanos». «Buscamos que los alumnos puedan aprender desde un pensamiento crítico, analítico y riguroso. Cuanto más reciente es la mirada al pasado, más complicado es abordarla. Tenemos que ser valientes», citó Fernández.

Asesores editoriales

El proyecto garantiza, según sus promotores una mirada «plural y autorizada» y para ello han contado con el asesoramiento editorial de Juan Pablo Fusi, Mari Carmen Garmendia y Mariano Ferrer. La unidad didáctica se apoya en la serie 'Las Huellas Perdidas'. Se trata de cinco documentales de una hora ordenados por décadas, desde 1960 hasta 2011, estrenados en 2016 como resultado del acuerdo de colaboración, en la anterior legislatura, entre EITB y la secretaría general de Paz y Convivencia. Dada la excesiva duración de los documentales, se ultima una versión reducida de cinco capítulos de 20 minutos que serán los destinados al visionado de los alumnos.

Para la puesta en marcha de la experiencia piloto, la secretaría general de Derechos Humanos se ha puesto ya en contacto con los ocho centros educativos públicos y concertados elegidos, pero los responsables del Gobierno Vasco no quisieron desvelar cuáles serán.

 

Fotos

Vídeos