Los padres de los condenados de Alsasua lanzan el 'chupinazo pirata' a pesar de las críticas

Los padres de los condenados de Alsasua, ayer tarde en el 'chupinazo pirata'. / MÓNICA RIVERO
Los padres de los condenados de Alsasua, ayer tarde en el 'chupinazo pirata'. / MÓNICA RIVERO

Miembros de Sortu acudieron al acto, denunciado por Covite y PP, y afeado por Goia, en el que se reclamó la libertad de los jóvenes

J. ARTOLA SAN SEBASTIÁN.

Finalmente los padres de los ocho condenados de Alsasua por la Audiencia Nacional lanzaron el chupinazo de Donostiako Piratak, tal y como estaba previsto. Ni las críticas del PP, ni del Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite) hicieron desistir a los organizadores de la invitación a los progenitores de los jóvenes procesados por agredir a dos guardias civiles y sus parejas para dar inicio a las actividades festivas de Semana Grande que organiza Donostiako Piratak en la zona del muelle donostiarra.

En el acto, al que asistieron representantes de Sortu del Ayuntamiento donostiarra y centenares de personas, se corearon gritos de 'Altsasukoak askatu' por la libertad de los jóvenes navarros, al considerar que las penas impuestas, si bien no fueron finalmente por «terrorismo», sí fueron «abusivas». Los padres de Alsasua se convirtieron ayer tarde en el personaje 'Matti' del programa festivo de Donostiako Piratak, que defiende «un cambio» en los valores e ideas de la Aste Nagusia donostiarra, para lo cual da voz a diferentes colectivos.

El colectivo Covite había pedido en una carta al alcalde de San Sebastián, Eneko Goia (PNV), que impidiera que los padres de los condenados lanzaran este chupinazo. La portavoz municipal del PP, Miren Albistur, se pronunció en el mismo sentido. Por su parte, el regidor contestó que, aunque para él «no era la mejor opción», el 'chupinazo pirata' no era competencia municipal, ya que no era una actividad oficial programada por el Ayuntamiento. Sí expresó su discrepancia por las altas condenas impuestas.

 

Fotos

Vídeos