Otegi se reúne con Puigdemont y confía en que la sentencia sobre Bateragune ayude al procés

Foto del encuentro entre Otegi y Puigdemont publicada en redes sociales por el líder de EH Bildu/Twitter
Foto del encuentro entre Otegi y Puigdemont publicada en redes sociales por el líder de EH Bildu / Twitter

El líder de EH Bildu asegura que ahora la Justicia española sabe que «al final Europa les va a corregir»

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, se reunió este martes en Bruselas con el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, tras conocerse la sentencia de Estrasburgo sobre el caso Bateragune, y le trasladó que confía en que el varapalo sufrido por el Estado español pueda contribuir a que el próximo juicio en el Tribunal Supremo contra los líderes del proceso soberanista catalán cuente con mayores garantías. «La Justicia española sabe que al final Europa les va a corregir», ha señalado Otegi que, a pesar de todo, tampoco tiene muchas esperanzas en que esa certeza vaya a procurar un juicio justo para los soberanistas catalanes.

Otegi ha vuelto a valorar este miércoles desde Bruselas la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de condenar a España por no haber dado un juicio justo a Otegi y otros cuatro condenados por el caso Bateragune. En una entrevista en Catalunya Ràdio, el dirigente de Sortu ha explicado que se reunió este mismo martes en Waterloo (Bruselas) con Carles Puigdemont, aprovechando que se encontraba de visita en el Parlamento Europeo cuando se conoció la sentencia de Estrasburgo. «Pudimos compartir una charla muy agradable. Nos felicitamos por la sentencia de Estrasburgo, le mostré la solidaridad de los independentistas vascos y le di ánimos» ante la situación que viven los dirigentes del procés, ha apuntado Otegi.

El líder de EH Bildu ha señalado que esta sentencia será «positiva» para los acusados en la causa del proceso independentista catalán, ya que «ahora los magistrados saben que su sentencia será revisada». «El problema, desgraciadamente, es el tiempo, el cuándo», ha añadido, en alusión a los años que puede tardar el TEDH en pronunciarse una vez presentado un recurso. Ha considerado también que «la tesis es la misma» tanto en el proceso judicial que vivió él en el caso Bateragune como en el de los dirigentes independentistas catalanes. A su juicio, se trata de «una construcción 'ad hoc' para tratar de sentenciar con condenas duras a determinada gente».

A pesar de que la última sentencia de Estrasburgo puede poner sobre aviso a los jueces del Supremo de que, «al final, Europa les va a corregir», Otegi ha dicho no confiar demasiado en que la sentencia del TEDH pueda aliviar las posibles condenas a los políticos catalanes presos, pues los jueces «se han auto-arrogado una misión histórica, que es la defensa de la unidad de España» al considerar, según esta versión, que «en la política ha habido una renuncia de esta defensa».

Así, ha aseverado que «la casta judicial española es fruto y consecuencia de una transición, que algunos han llamado modélica, a raíz de la cual se cree impune».

«Bateragune catalán»

Los cuatro dirigentes de la izquierda abertzale que fueron condenados junto a Otegi por el caso Bateragune -Arkaitz Rodriguez, Rafa Díez Usabiaga, Sonia Jacinto y Miren Zabaleta- han ofrecido una rueda de prensa este miércoles en San Sebastián en la que han abundado en la tesis de que el juicio contra el procés «podría considerarse un Bateragune catalán» porque, «como ocurrió hace diez años en nuestro caso, también ahora se produce una instrumentalización de la justicia, un relato falso basado en una hipotética violencia y a todo ello se le quiere dar una apariencia jurídica para poder condenar a los dirigentes catalanes».

Arkaitz Rodriguez ha denunciado que los jueces «se convierten en un sostén de la estrategia del Estado para garantizar la unidad de España», pero a su juicio, la sentencia de Estrasburgo, así como la decisión del Tribunal Supremo de cargar el coste fiscal de las hipotecas a los clientes en vez de a los bancos, «desnudan al Estado español y demuestran su carácter antidemocrático». Por ello, el líder de Sortu ha llamado a «unir fuerzas» entre Cataluña y Euskadi para «ganar la batalla de la paz, la libertad y la democracia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos