Otegi pide aceptar la pérdida de las alcaldías con «normalidad democrática»

Álvarez, junto a la hasta hoy alcaldesa, Ane Karrere, ayer durante la concentración en Andoain /Unanue
Álvarez, junto a la hasta hoy alcaldesa, Ane Karrere, ayer durante la concentración en Andoain / Unanue

Andoni Alvarez, cabeza de lista de EH Bildu en Andoain, reclama «tranquilidad» para que el pleno de hoy no se convierta en «un circo»

M. A. M.

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, admitió ayer que la pérdida de la Alcaldía de Andoain y la imposibilidad de gobernar Pasaia constituye un «duro varapalo» para su formación tras haber sido la lista más votada en ambas localidades, pero defendió que «hay que aceptarlo con normalidad democrática» porque «en la vida unas veces se gana y otras se aprende».

En declaraciones a la radio pública vasca antes de que se conociese el acuerdo entre PNV y PSE para cogobernar en ambos municipios, el líder independentista dijo asumir que el PNV «tenga una pataleta por lo de Durango» y opte a gobernar Lezo, Mendaro y Soraluze, pero alegó que «nosotros no hemos quitado ninguna Alcaldía al PSE, por lo que no nos parecería normal que ellos lo hicieran».

De hecho, se mostró proclive a llegar a futuros entendimientos con los socialistas para «articular mayorías progresistas» en las instituciones. En este sentido, criticó los «vetos» que tanto Pedro Sánchez en el Congreso como el PSN en Navarra mantienen con su formación, y consideró «inconcebible» que «se siga manteniendo el latiguillo de ETA y del pasado» para establecer «cordones sanitarios y líneas rojas» respecto a un diálogo político normalizado con EH Bildu.

Otegi urgió al PSOE y a sus organizaciones territoriales a «modificar su política de pactos para articular alianzas de izquierdas». Constató que en Euskadi éxisten «dos bloques. Uno conservador, liderado por el PNV, y otro progresista, por EH Bildu». Sentenció que «Euskadi es de izquierdas, o al menos progresista, y para que en este país se pueda articular una mayoría de izquierdas y soberanista tiene que estar EH Bildu. Lo que sucede es que el PSE y el PSN tienen una tendencia natural a irse al bloque conservador», criticó. «Si este país fuese Dinamarca, hoy la izquierda gobernaría en las diputaciones de Gipuzkoa y Araba, en San Sebastián y Vitoria...», señaló antes de apelar a los socialistas a «jugar esa partida, a la que nosotros estamos dispuestos».

Concentración en Andoain

En similares términos se expresó el cabeza de lista de EH Bildu en Andoain, Andoni Alvarez, quien pidió a sus votantes «tranquilidad, actuar con responsabilidad y no caer en provocaciones» durante el pleno que hoy situará a la socialista Maider Lainez como alcaldesa de la localidad. Alvarez participó ayer en una concentración de protesta tras conocerse el acuerdo entre PSE y PNV, durante la que se dirigió a los presentes reconociendo que se siente «triste, enfadado y decepcionado», pero afirmando que «quiero ser un ejemplo y transmitir tranquilidad para que el pleno no se convierta en un circo», informa Mariví Olano.