Otegi llama al PSOE a «eliminar vetos» hacia EH Bildu y a articular alianzas de izquierdas en las instituciones

Arnaldo Otegi. /Morquecho
Arnaldo Otegi. / Morquecho

El líder soberanista confirma que evitarán gobiernos de la derecha allí donde puedan, como en Navarra y el Estado

Miguel Ángel Mata
MIGUEL ÁNGEL MATA

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha hecho este viernes un llamamiento al PSOE y a sus diferentes organizaciones territoriales a «eliminar vetos, tratarnos con respeto, dialogar con normalidad y a modificar su política de pactos para articular alianzas de izquierdas en las instituciones». En este sentido, ha reiterado que la disposición de su coalición es «evitar gobiernos de la derecha allí donde esté en nuestra mano», como puede ser el caso de Navarra y del Gobierno central.

Con el tablero de los pactos postelectorales para la gobernabilidad de ayuntamientos, diputaciones y los gobiernos central y de Navarra de fondo, pero en un mensaje con un calado más estratégico que coyuntural, el líder soberanista ha considerado «inconcebible» que «se siga manteniendo el latiguillo de ETA y del pasado» para establecer «vetos, cordones sanitarios y líneas rojas» respecto a un diálogo político normalizado con EH Bildu, como sucede en Navarra y el Estado, donde la candidata del PSN a presidir la Comunidad Foral, María Chivite, se niega a hablar con la coalición independentista a pesar de necesitar al menos su abstención para gobernar, y Pedro Sánchez ha excluido a la formación de su ronda de contactos en busca de apoyos para su investidura. «Estamos en un escenario que creíamos superado, que todo el mundo decía que quedaría superado cuando sucedieran determinadas cosas que ya han ocurrido», ha lamentado en una entrevista concedida a la radio pública vasca. « Todo el mundo sabe que yo he hablado con Zapatero en Txillarre, que he pasado años hablando con el PSOE, que apoyamos los decretos sociales del Gobierno de Sánchez y en la moción de censura... ¿A qué viene esto ahora?», se ha cuestionado.

A pesar de ello, Otegi ha reiterado el compromiso de su formación para «evitar gobiernos del trifachito» donde sus votos puedan ser decisivos. En el caso de Navarra, ha matizado no obstante que «en ningún caso» votarán a favor de la investidura de Chivite (a la que le valdría la abstención) «si mantiene su veto hacia nosotros». Y en el de Sánchez, ha recordado que EH Bildu tiene un acuerdo con ERC en el Parlamento y que, a expensas de lo que decidan ambas formaciones en el comité de seguimiento que prevé reunirse el lunes, comparte «las reflexiones» de Gabriel Rufián, portavoz del grupo catalán, quien el jueves anticipó que su formación «no bloquearía» la investidura del presidente del Gobierno en funciones. Otegi ha anticipado que EH Bildu y ERC votarán lo mismo.

Ayuntamientos

Respecto a la constitución mañana de los ayuntamientos, ha constatado la existencia de «dos bloques» en Euskadi. «Uno conservador, liderado por el PNV, y otro progresista, por EH Bildu». Otegi ha sentenciado que «Euskadi es de izquierdas, o al menos progresista, y para que en este país se pueda articular una mayoría de izquierdas y soberanista tiene que estar EH Bildu. Lo que sucede es que el PSE y el PSN tienen una tendencia natural a irse al bloque conservador», ha criticado. «Si este país fuese Dinamarca, hoy la izquierda gobernaría en las diputaciones de Gipuzkoa y Araba, en San Sebastián y Vitoria...». Otegi ha apelado en este sentido a los socialistas a «jugar esa partida, a la que nosotros estamos dispuestos». Consciente de que esa posibilidad no es viable en este momento, ha advertido no obstante de que «la legislatura es muy larga; puede empezar de una manera y terminar de otra».

Preguntado por casos concretos, se ha referido a los municipios guipuzcoanos de Lezo, Mendaro, Soraluze, Pasaia y Andoain, donde el pacto PNV-PSE puede dar estas alcaldías a los jeltzales en los tres primeros y los socialistas en los otros dos pese a haber sido EH Bildu la fuerza más votada. «Todo parece apuntar a que el PNV presentará candidaturas en Lezo, Mendaro y Soraluze», pero ha reconocido no saber aún si el PSE hará lo propio en Pasajes y Andoain, donde los socialistas han puesto como condición para optar a las alcaldías que el PNV entre con ellos en un gobierno de coalición. «En Pasajes, la candidata socialista dijo durante la noche electoral que no se iba a presentar porque la diferencia de votos ha sido brutal. En Andoain el caso es similar y me consta que en ambos sitios las bases no están por la labor de hacer esa operación, pero no sé qué tipo de presiones habrá. No sería muy lógico», ha advertido.

A su juicio, que el PNV asuma lo de Durango (donde EH Bildu se hará con la Alcaldía con el apoyo de Podemos tras haber ganado las elecciones el PNV) como una «pataleta» y trate de hacer lo mismo en algunos ayuntamientos de Gipuzkoa «forma parte del nivel de la política del país», pero ha recordado que «al PSE nosotros no le hemos quitado ninguna Alcaldía». «Espero y deseo que en el PSE se atienda a las voces más razonables que creen que no es lo mejor para lograr una legislatura mejor y menos crispada».

Otegi se ha felicitado de la renovación del acuerdo de Gobierno entre EH Bildu y Podemos en Errenteria, que ha puesto como «ejemplo». «Es el Ayuntamiento del Estado que más recursos destina a gasto social y ha puesto en marcha un modelo de convivencia envidiado en muchas otras ciudades. Es un modelo exportable», ha defendido.

Respecto al acuerdo de EH Bildu con el PNV en los municipios alaveses de Labastida y Laguardia, ha señalado que «ayer por la noche la negociación estaba bastante avanzada» con sendas propuestas de gobiernos conjuntos. «Somos favorables de desalojar a este PP y darle la alcaldía al PNV y gobernar conjuntamente», ha añadido.

Por último, ha lamentado que en Pamplona, donde como en el resto de Navarra hay un «microclima especial», «probablemente» Joseba Asirón dejará de ser alcalde porque «el PSN va a conceder la Alcaldía a la derecha».