Ortuzar reprocha a Sánchez que no le avisara de que este viernes aprobará los Presupuestos

Ortuzar, en una imagen de archivo. /LUSA
Ortuzar, en una imagen de archivo. / LUSA

El líder del PNV reclama al presidente del Gobierno «mayor relación con los grupos» que deben sostenerle y critica que «eche la patata caliente» sin antes negociar

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

El presidente del EBB, Andoni Ortuzar, ha censurado este martes a Pedro Sánchez que haya anunciado a través de una entrevista en Efe que este viernes su Gobierno aprobará el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 sin antes consultar con los partidos que deben apoyarlos en el Congreso. En el caso del PNV, que ha sido uno de los socios más leales del Ejecutivo socialista desde la moción de censura contra Rajoy, Ortuzar ha reconocido que no había sido informado por el presidente de la intención del Gobierno central de aprobar las Cuentas esta misma semana, por lo que le ha reclamado «mayor relación con los grupos» que permitieron su investidura y ha criticado que «eche una patata caliente» sin antes negociar unos mínimos sobre el proyecto.

Ortuzar ha ofrecido una entrevista a primera hora en Onda Vasca y no ha tenido problemas en reconocer que se había enterado de las intenciones de Sánchez «justo antes de entrar al estudio». El líder del EBB ha explicado que su relación con el presidente del Gobierno es fluida y que incluso le ha trasladado que «podría seguir gobernando con una prórroga presupuestaria», aunque también comprende que el Ejecutivo socialista «quiere marcar su impronta con unas Cuentas propias». A partir de ahí, sin embargo, ha criticado que el gabinete de Sánchez «es proclive a los grandes anuncios y a veces echa la patata caliente a los demás», pero ha advertido el resto de los partidos tampoco pueden dar «cheques en blanco» al Gobierno. «Yo solo le pediría que tenga una mayor relación con los grupos. Si nosotros somos una pieza fundamental para aprobar esos Presupuestos, sería bueno que estuviéramos al tanto y que hubiéramos tenido la ocasión de conocer el esqueleto de ese proyecto y de hacer sugerencias», ha señalado.

El presidente del PNV ha advertido Sánchez que ahora «tendrá que hacer los esfuerzos necesarios para que los Presupuestos contenten a todos» y se pueda repetir la mayoría parlamentaria que permitió el triunfo de la moción de censura o la reciente aprobación del nuevo techo de gasto, que finalmente fue tumbado por el Senado. Ortuzar ha reiterado que «la voluntad del PNV es que el Gobierno aguante lo que queda de legislatura, pero para ello todos tenemos que hacer esfuerzos». Ha añadido que «el Gobierno central dispone de margen suficiente para contentar a todos» los partidos que deben darle su respaldo.

La mayor duda radica en los partidos soberanistas catalanes, y Ortuzar ha apuntado que «nadie lo tiene fácil, pero menos aún los catalanes», que viven una «situación endiablada a las puertas de un juicio duro» como el del procés. Aunque ha reconocido que «es difícil abstraerse» de un contexto de ese tipo, el líder del EBB ha señalado que «los catalanes también son conscientes de que las pocas esperanzas para encontrar una vía pactada que les permita decidir su futuro libremente pasan por que lo que está en la Moncloa continúe». En ese sentido, ha asegurado que «si vinieran otros», en referencia a una hipotética mayoría con PP, Ciudadanos y Vox, «todo sería peor». «Está la alternativa actual u otra, pero lo otro que viene es peor», ha subrayado Ortuzar, que ha afirmado que «merece la pena ser consecuentes con la decisión de la moción de censura porque lo que podría venir es lo que todo el mundo dice que quiere evitar».

A pesar de advertir contra el riesgo del auge de Vox en el Estado, Ortuzar se ha mostrado partidario de «no hacer cosas extraordinarias» para tratar de frenar ese fenómeno. Ha apuntado que «el triunfo de la derecha en Andalucía ha sido más derrota de la izquierda, que no ha sido capaz de movilizar a su electorado», por lo que interpreta que, en unas condiciones normales de participación, «las fuerzas progresistas tendrían una mayoría en el Estado». Por tanto, se ha mostrado contrario a la idea de crear un «cordón sanitario» en torno a Vox y ha avisado de que «poniéndole todo el tiempo en el foco le estamos haciendo la campaña gratis».

El presidente del EBB también se ha desmarcado de la oferta de EH Bildu para que todos los partidos nacionalistas y de izquierdas concurran juntos a las próximas elecciones generales para hacer frente a la derecha y ha asegurado que, con esta oferta lanzada por Arnaldo Otegi, «llueve sobre mojado. Cuántas veces hemos escuchado propuestas públicas de este tipo mientras EH Bildu estaba llegando a acuerdos de coalición de otro tipo, como pasó de cara a las europeas con su coalición con ERC y BNG». Ortuzar prefiere que «la fuerza de cada partido se mida en las urnas» y ha recordado a EH Bildu que «podría ser coherente con la nueva mayoría que ya existe en el Congreso sin necesidad de esperar a las próximas elecciones, en vez de estar criticando al PNV desde la barandilla por llegar a acuerdos».