Ortuzar visita en la cárcel a tres dirigentes soberanistas cercanos a Puigdemont

Andoni Ortuzar y Joseba Aurrekoetxea a la salida de la cárcel barcelonesa de Lledoners/
Andoni Ortuzar y Joseba Aurrekoetxea a la salida de la cárcel barcelonesa de Lledoners

El presidente del PNV advierte que «la represión y la judicialización» no traerán una salida y muestra su solidaridad «a todas las personas que están sufriendo cárcel o han tenido que abandonar su país»

MIGUEL VILLAMERIEL

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha asegurado, tras abandonar la cárcel barcelonesa de Lledoners, que los ex consellers Jordi Turull, Joaquim Forn, Josep Rull, encarcelados por la causa del 1-O, se encuentran «serenos, fuertes y muy atentos a la política catalana».

El dirigente de la formación jeltzale se ha trasladado a la cárcel de Lledoners junto al responsable del Área de Organización del EBB del PNV, Joseba Aurrekoetxea, para visitar a los tres políticos catalanes, tras participar en los actos de conmemoración de la Diada desarrollados por la mañana en Barcelona.

A su salida del centro penitenciario, y a través de un mensaje en su cuenta de Twitter, Ortuzar ha reiterado que Rull, Turull y Forn se encuentran «injustamente presos». «Les hemos encontrado serenos, fuertes y muy atentos a la política catalana», ha afirmado.

El presidente del PNV ha insistido en reclamar «un juicio justo para ellos y para todas las personas encausadas en el marco del procés». «Un juicio que solo puede acabar en una sentencia de libertad», ha dicho.

Antes, en la ofrenda floral, ha pedido «política con mayúsculas« y »diálogo sin condiciones« para encontrar una solución al »conflicto político« que vive Cataluña. Una salida que, a su juicio, »no vendrá ni de la represión ni de la judicialización«, como han demostrado los hechos ocurridos en el transcurso del último año, desde la celebración de la última Diada. El líder jeltzale, que ha participado en la tradicional ofrenda floral que se celebra cada 11 de septiembre en Barcelona, ha enviado un mensaje «especial de solidaridad a todas las personas que están sufriendo cárcel o han tenido que abandonar su país a causa del procés», y ha pedido para todas ellas la celebración de un juicio justo, «sin prejuicios«.

La comitiva nacionalista, integrada además por Joseba Aurrekoetxea, burukide responsable del área de Organización, ha depositado un centro de flores ante el monumento a Casanova. Lo ha hecho acompañando a una nutrida delegación del PDeCAT que estaba encabezada por su presidente, David Bonvehí, y por el expresident de Catalunya, Artur Mas. También integraba la comitiva el secretario general de Compromiso por Galicia, Juan Carlos Piñeiro. Ortuzar y Aurrekoetxea tienen previsto visitar esta tarde a Josep Rull, Jordi Turull y Joaquim Forn en la cárcel de Lledoners.

«Un año más, hemos venido a celebrar la Diada con el pueblo catalán«, ha destacado Ortuzar tras la ofrenda floral. «Pero esta es una Diada especial en la que, además de mostrar nuestra solidaridad con el pueblo catalán, queremos hacerlo especialmente con todas las personas que a causa del procés están sufriendo cárcel o han tenido que abandonar su país«, ha afirmado el líder del EBB. »Han pasado muchas cosas a lo largo de este último año, casi todas malas. Hemos tenido los encarcelamientos y hemos tenido la aplicación del 155, y lo que se ha demostrado es que la represión no es la solución. De la represión y de la judicialización no va a venir la solución al conflicto de Cataluña«. Por ello, Ortuzar ha demandado »política« para buscar una solución al conflicto. »Del diálogo y de la política podemos esperar algo, pero de sentencias ejemplarizantes lo único que se puede esperar es que esto se prolongue y solo traiga más sufrimiento. Queremos que la sociedad catalana pueda desarrollarse en plenitud y ser feliz«, ha añadido.

Preguntado por el encarcelamiento de políticos catalanes y la influencia que este hecho puede ejercer en la resolución del conflicto, Ortuzar ha considerado que «las personas que están hoy en prisión deberían estar en libertad, nunca deberían haber entrado a la cárcel. Pero somos conscientes de que lo están, y somos conscientes de que hay próximamente un juicio. Queremos ser respetuosos con la justicia, pero pedimos un juicio justo, un juicio sin prejuicios, porque da la sensación de que en esta cuestión ha habido mucho prejuicio«.

Ante la pregunta de si la puesta en libertad de los dirigentes encarcelados debería ser una exigencia previa al diálogo entre el Estado español y las instituciones catalanas, Ortuzar ha señalado que «para el diálogo no hay que poner condiciones nunca, hay que dialogar siempre, incluso en las peores condiciones«. »Precisamente cuando peores son las situaciones es cuando más se necesita el diálogo. Nosotros en Euskadi tenemos experiencia de vivir situaciones complejas, y el diálogo ha sido el que nos ha permitido salir de ellas. Así que nosotros, desde la modestia, a las autoridades catalanas y a los partidos soberanistas catalanes les recomendamos que dialoguen, que se sienten a dialogar«.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos