Ortuzar no ve ya «ninguna posibilidad de vuelco» que evite las elecciones

Andoni Ortuzar y Joseba Aurrekoetxea, junto a dirigentes del PDeCAT como Artur Mas en Barcelona./
Andoni Ortuzar y Joseba Aurrekoetxea, junto a dirigentes del PDeCAT como Artur Mas en Barcelona.

El presidente del PNV participa en los actos de la Diada y asegura que «la sentencia del procés debe ayudar a que el conflicto entre Cataluña y el Estado se resuelva con diálogo»

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, se ha mostrado este miércoles «muy pesimista» ante la posibilidad de que salga adelante la investidura de Pedro Sánchez y ha reconocido que no ve «ninguna posibilidad» de que antes del día 23 se produzca un «vuelco» que evite unas nuevas elecciones generales. A pesar de criticar la «irresponsabilidad» de PSOE y Unidas Podemos por ser incapaces de llegar a un acuerdo, ha asegurado que por el PNV «no va a quedar para que se muevan unos y otros en búsqueda del acuerdo».

Ortuzar ha participado este miércoles en los actos de la Diada junto a dirigentes del PDeCAT. El presidente del EBB y el burukide Joseba Aurrekoetxea han asistido en Barcelona a la ofrenda floral a Rafael Casanova. Tras este acto, Ortuzar ha realizado unas declaraciones a los medios en las que ha lamentado que «no veo ninguna posibilidad de darle un vuelco a esto», en relación a la investidura. «Técnicamente hay tiempo suficiente, pero yo ya salí bastante pesimista de la reunión del miércoles pasado en Ferraz y en esta semana que ha transcurrido las cosas no han ido solo a mejor sino que han ido a peor. Ayer prácticamente lo dejaron al borde de la ruptura. La cosa está francamente mal», ha señalado Ortuzar.

El líder del EBB ha censurado que «los cuarteles generales del PSOE y Podemos están preparando elecciones, no están preparando papeles para acordar». Y lo peor del caso es, según Ortuzar, que una nueva cita con las urnas no parece ser la solución al bloqueo actual. «El drama es que si se repiten las elecciones el escenario resultante va a ser muy similar al actual, pero el fracaso en la actual negociación lo va a complicar todo. Cambiará un puñado de diputados y diputadas arriba-abajo, pero no habrá mucha diferencia entre bloques y nos tendremos que seguir extendiendo en lo que ahora no hemos sido capaces, con lo cual las cosas estarán todavía peor», ha indicado. Ha añadido que «es muy duro» y «una irresponsabilidad» lo que está ocurriendo en el Estado.

Actos de la Diada

Por otra parte, en relación a la Diada y a la próxima sentencia contra los líderes del procés que se espera en Cataluña, el líder del PNV ha abogado por que la sentencia sea «justa» y contribuya a que el conflicto entre Cataluña y el Estado español se resuelva «a través del diálogo». «Nos gustaría que fuera una sentencia justa y, sobre todo, una sentencia que ayudara a que el conflicto se resuelva por la única forma válida, que es el diálogo, la negociación y el acuerdo». Ha añadido que, «para eso creemos que lo más conveniente y lo más justo es que todos los acusados y acusadas queden en libertad. Una sentencia en esta línea ayudaría a desandar muchos kilómetros de camino mal andado», ha asegurado.

Ortuzar ha reconocido que la Diada de este año es «un poco especial» al venir condicionada por la proximidad de la sentencia del procés y cierta tensión entre los partidos soberanistas catalanes. «Un año más hemos venido hasta Barcelona a presentar nuestro respeto y a mostrar nuestra solidaridad con el pueblo de Cataluña y con el proceso político que aquí se ha abierto, con la posibilidad de que los catalanes puedan decidir su futuro en libertad. Siempre hemos dicho que la solución al problema catalán no va a venir con sentencias de los tribunales españoles. Tiene que venir del acuerdo, de la negociación democrática y del respeto a la voluntad de la ciudadanía catalana», ha indicado. Ha añadido que «no sé si hay sentencias amables, pero si la del procés lo fuera, ayudaría a restañar heridas y, sobre todo, pondría en la calle a personas que son un activo para el proceso y para el buen fin de la cuestión catalana y que ahora, estando en la cárcel, no pueden trabajar en favor de esa solución».