Ortuzar avisa a Casado de que se encontrará «de frente» con el nacionalismo vasco, catalán y gallego

Ortuzar avisa a Casado de que se encontrará «de frente» con el nacionalismo vasco, catalán y gallego

Ortuzar ha participado en Santiago de Compostela en un acto con motivo del Día Nacional de Galicia

DV Y AGENCIAS

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha avisado este miércoles que «el presidente de las banderas en los balcones», en referencia al nuevo presidente del PP Pablo Casado, se encontrará con el nacionalismo «de frente» en lucha «por la democracia, por los valores y por el humanismo». «Cuando alguien tiene que poner una bandera en el balcón para hacer frente a otras, está profundamente equivocado y se va a equivocar aún más», ha subrayado. El dirigente jeltzale ha participado en un acto en Santiago de Compostela organizado por Compromiso por Galicia con motivo del Día Nacional de Galicia..

En el acto han estado presentes el secretario del partido, Juan Carlos Piñeiro Docampo; la candidata a la Alcaldía de Amoeiro, Milagros Corral Surribas; el candidato en Santa Comba, David Barbeira García; y la alcaldesa de Matadepera por el PDECat, Monserrat Royes Vila.

Ortuzar ha señalado que «hoy es día de transmitir un mensaje de hermandad, de confianza en el futuro y, sobre todo, en el futuro del compromiso de Galicia». En este sentido, ha apuntado que se están viviendo «tiempos políticos convulsos» y de «espectáculo» en la política española llevada a cabo desde el centro de la Península.

Por ello, ha señalado que «se están viviendo unos meses en los que las formaciones nacionalistas, especialmente el PNV, se han visto obligadas» a buscar «un poquito de seriedad, racionalidad y sosiego en la política española, pero es muy difícil hacerlo».

Ante esta situación, ha considerado que se deben «extraer conclusiones de lo que está pasando en el Estado», ya que pese a que «parecía que venían nuevos tiempos y formas de hacer política», las fuerzas políticas «empezaron a reivindicar» y «a hablar de que la sociedad se dividía en ejes, y era la izquierda o la derecha».

Sin embargo, Ortuzar ha asegurado que los partidos nacionalistas como el PNV, Compromiso por Galicia y el PDeCat, viven en «espacios más cercanos y reales a la ciudadanía», por lo que son conscientes de que «el eje izquierda-derecha está muy caduco, ha envejecido, ya no se puede distinguir ni separar a la ciudadanía de derechas e izquierdas, pese a que ellos entendieron que era la nueva forma de hacer política».

Así, por lo que respecta a la situación de la izquierda política en el conjunto del Estado, ha señalado que «nunca ha estado más desunida» ni ha contado con «menos capacidad de opción». Ante esto, ha asegurado que le ha tocado el turno de actuar a los nacionalismos.

Por su parte, ha insistido en que la derecha española «va a entrar ahora en una pelea de gallos para ver quién es más de derechas». Sobre esto, ha advertido que, «pese a que el mundo de hoy debería ir por otros derroteros, van a pelear por ver quién se acerca más al muro de la extrema derecha».

Frente a este panorama, Ortuzar ha advertido que los partidos nacionalistas «tienen que hacer otra cosa, construir otro discurso» y «llegar a la gente de otra manera». Así, ha insistido en que «hay un espacio», en Euskadi, en Cataluña y en Galicia, y «hay mucha gente esperando a que ese espacio que está ahí lo ocupe alguien con dos dedos de frente».

Ha dicho que «no se puede creer en los clichés de la derecha ni de la izquierda, porque a la derecha solo le interesa crear riqueza para repartírsela entre unos pocos, y a la izquierda solo le interesa repartir aunque no haya nada para repartir». Por el contrario, a los partidos nacionalistas les toca, en su opinión, «ser los que creen para repartir y generen riqueza para distribuirla justamente», ha aseverado.

Durante su intervención, también ha recordado que «hay un pueblo gallego, catalán y vasco, con lenguas propias y poder para decidir sobre su futuro». Sin embargo, ha explicado que estos partidos «no representan un nacionalismo negacionista», porque «para definirse vasco o gallego no hace falta negar que hay una nación española».

Ortuzar también ha explicado que le gustaría que «se pudiesen entender las diferentes naciones en un mismo espacio geográfico», en «una relación entre iguales». Sin embargo, ha lamentado que haya que enfrentarse «a un nacionalismo que es mucho más que el nuestro, que para afianzarse necesita negar a los demás», ha apuntado Ortuzar, y ha proseguido su discurso: «Cuando uno necesita negar a los demás es porque se siente débil, y esa es la realidad del Estado español, que está débil, en crisis».

Así, el presidente del PNV ha asegurado que «hay dos maneras de salir de las crisis, una que puede ser la solución y otra que lleva al desastre, en la que están ahora, intentando socavar cualquier petición de libertad y negando los derechos de los demás, con una recentralización y ahogamiento».

Más información