Olano reconoce que siente «mucha envidia» por Cataluña

El diputado general de Gipuzkoa cree que «con el tiempo» Euskadi debería seguir «el mismo camino»

MACARENA TEJADA SAN SEBASTIÁN.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, aseguró ayer que siente «mucha envidia» por Cataluña. El jeltzale reconoció que, a su juicio, los catalanes «han dado un paso muy importante como nación» y el 1 de octubre de 2017 «realizaron un ejercicio en torno al derecho de autodeterminación, algo que los vascos no han hecho hasta ahora».

El jeltzale, que reivindica la institucionalización del derecho a decidir, afirmó en una entrevista en Euskadi Irratia que pese a que en la actualidad la situación de la sociedad vasca es «muy diferente» debido, dijo, a la reciente desaparición de ETA, «con el tiempo» Euskadi debería hacer «el mismo camino» que Cataluña.

«Nuestra realidad social es muy diferente. Hemos superado hace poco la violencia de ETA y la surgida a su alrededor, y como pueblo necesitamos nuestro tiempo de digestión, pero mi percepción es que, con el tiempo, nosotros deberíamos hacer el mismo camino que ahora está haciendo Cataluña», insistió Olano.

En cualquier caso, señaló que la principal diferencia entre los catalanes y los vascos es que la sociedad en Cataluña está «activada», algo que, según el diputado general, no ocurre en Euskadi. En este sentido, Olano recordó que en estos momentos en Euskadi está en marcha la ponencia parlamentaria de autogobierno, donde, hasta el momento, solo el PNV y EH Bildu han llegado a un acuerdo sobre la reforma del nuevo estatus. De todas formas, las fuerzas políticas se encuentran tratando de ampliar el pacto logrado en los fundamentos del nuevo Estatuto. En su opinión, este proceso tendrá un resultado que «necesita su recorrido», por lo que destacó que no aceptará «derecho a veto alguno, ni democrática ni políticamente».

De esta manera, el jefe del Gobierno foral realzó sus ganas de «que cada vez más gente se sume a esos principios», pero no quiere que «nadie diga que es un instrumento para dividir a la sociedad o una vía para continuar con el conflicto». «En la base está la democracia, el reconocimiento de un sujeto, de que somos un pueblo y de que, como nación, tenemos el derecho a decidir nuestro futuro, y el que nos niega eso no tiene derecho a darnos lecciones de democracia», aseguró.

Además, Olano indicó que, aunque deben tratar de ampliar los apoyos a las bases del nuevo Estatuto acordadas por PNV y EH Bildu, ese proceso «debe tener su caducidad», que tiene que ser «los tiempos que marque el Parlamento». «Ahora está en manos de unos expertos, y cuando lo hagan, los parlamentarios deberán comenzar a tomar decisiones. Ese va a ser el momento crítico», sentenció.

 

Fotos

Vídeos