Olano ve «modélico» el proceso catalán pero no envidia el conflicto

Olano, en una imagen de archivo. /MÓNICA R IVERO
Olano, en una imagen de archivo. / MÓNICA R IVERO

El diputado general de Gipuzkoa asegura que la respuesta del Estado español es «absolutamente autoritaria y virulenta» y «no cumple los requisitos mínimos de una democracia occidental»

AGENCIAS

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano (PNV), ha explicado este miércoles que «envidia» la activación de la sociedad catalana en un «proceso modélico», pero en el que «no es envidiable» ni el «conflicto y el enconamiento» ni la respuesta «absolutamente autoritaria» del Estado español.

Olano ha explicado en Radio Euskadi la declaración en la que dijo envidiar a Cataluña, un pronunciamiento que fue rechazado por su socio en la Diputación de Gipuzkoa, el PSE-EE, y por otros cargos de su propio partido como el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria.

«Lo que dije es que envidiaba la activación de la sociedad en un proceso democrático, en el que la inmensa mayoría quiere ser consultada. Es subrayable que es un proceso absolutamente civil, democrático y pacífico y que está siendo modélico», ha dicho después de recordar que en Euskadi, para lograr «supuestamente» objetivos políticos, hubo quien optó por la violencia terrorista.

Olano ha matizado que «no es envidiable» el «conflicto» y el «enconamiento» que hay en Cataluña, ni la respuesta del Estado español «absolutamente autoritaria y virulenta», que, según ha dicho, «no cumple los requisitos mínimos de una democracia occidental».

Solidaridad y preocupación

El diputado general de Gipuzkoa ha considerado que «no hay que buscar matices» entre los cargos del PNV porque todo el partido comparte, «más allá de los matices de unos y otros», la «solidaridad» con los independentistas catalanes y la «preocupación por la actitud del Estado».

Respecto a las bases para la reforma del autogobierno vasco pactadas por PNV y EH Bildu, Olano ha señalado que es un acuerdo «muy importante» que es «necesario» ampliar con otras formaciones «pero respetando el juego de mayorías y minorías».

«Las minorías no pueden imponer la decisión a las mayorías, no puede haber derecho de veto», ha dicho antes de pedir una reflexión sobre «cómo garantizar los derechos democráticos» de Euskadi si hay una «reacción autoritaria del Estado» rechazando en el Congreso una reforma del autogobierno aprobada por el Parlamento vasco, como hizo con el llamado Plan Ibarretxe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos