El PSN ofrece a Geroa Bai la Presidencia del Parlamento navarro sin EH Bildu en la Mesa

María Chivite /JAG
María Chivite / JAG

La desconfianza dificulta las conversaciones, que si fracasan hoy podrían desbaratar la apuesta de Chivite por un gobierno de 'progreso'

Alberto Surio
ALBERTO SURIO

El Partido Socialista ha ofrecido en los últimos días su respaldo a Geroa Bai para la Presidencia del Parlamento de Navarra pero sigue sin aceptar la presencia de un miembro de Euskal Herria Bildu en la Mesa de la Cámara, que es una demanda de los nacionalistas. Las conversaciones para la constitución, hoy mismo, del nuevo legislativo foral proseguían a última hora de ayer en busca de un acuerdo.

De hecho, el ambiente sigue marcado por cierto pesimismo. Si la elección de los alcaldes de Navarra el pasado sábado -que exhibió el divorcio entre el PSN y EH Bildu- ha complicado el margen de maniobra de la socialista María Chivite para explorar un gobierno de 'progreso' con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra, las espadas en alto para negociar la Mesa del Parlamento foral enredan aún más el ovillo. Representantes del PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra intentaron ayer llegar a un acuerdo que hoy debería rubricarse en la constitución de la Cámara foral y la elección de su Mesa. El desenlace se antoja decisivo para calibrar la viabilidad de la negociación de un nuevo Ejecutivo de coalición entre el PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra, que tendría 23 escaños, y que necesitaría cuando menos de la abstención de los siete representantes de EH Bildu para ponerse en marcha.

Hoy
Se constituye el Parlamento navarro, que elegirá a la presidencia de la Cámara y al resto de miembros de la Mesa.
Antes de julio
En diez días tendrá lugar la primera ronda de consultas de la Presidencia del Parlamento para ver si hay algún candidato a la investidura.
Pleno
Si hay algún aspirante se convocaría un pleno para su investidura. Si no, se repetirá la ronda hasta que surja un nombre.
26 de agosto
Si no hay presidente, se disolverá la Cámara y se convocarán elecciones.
20 de octubre
Posible fecha de los nuevos comicios.

La negociación, al cierre de esta edición, seguía sin desembocar en fumata blanca, aunque los partidos aseguran que no quieren tirar la toalla y que intentarán hasta el último minuto un pacto para la Mesa del Parlamento. El primer problema que se detecta es la acentuada desconfianza entre los dirigentes del PSN y de Geroa Bai. Desde el Partido Socialista, además, se reprocha a la formación de Uxue Barkos que aún siga bajo la inercia del cuatripartitro de la pasada legislatura, que incluía a consejeros propuestos por EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

La composición de la Mesa del Parlamento es la primera pieza del puzle. Los socialistas han ofrecido la Presidencia de la Cámara a Geroa Bai y quieren que la mayoría que aspira a gobernar -plantean también un vicepresidente del PSN y un secretario de Podemos- controle la Mesa, sin presencia de EH Bildu. A su vez, Geroa Bai reclama la participación de un miembro de EH Bildu en este órgano parlamentario porque, según sostiene, refleja mejor la pluralidad y no implicaría una negociación de los socialistas con la izquierda abertzale. Sin luz verde en el Parlamento entre los partidos que buscan una alternativa, crecen las posibilidades de Navarra Suma para hacerse con el control del legislativo foral y, después, con el del propio Ejecutivo.

En este contexto, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, de Navarra Suma, ha reiterado sus llamamientos en las últimas horas a la colaboración al PSN, tras poner en valor su decisión de no abrir negociaciones con EH Bildu. Maya ha anunciado su voluntad de derogar la ordenanza municipal del euskera aprobada en la época de Joseba Asiron en la Alcaldía y pidió el apoyo del PSN.