Muere el paciente que estuvo cinco horas esperando a ser atendido en Antequera

El hombre que ingresó el 11 de enero en el Hospital de Antequera y sufrió un ictus en la sala de urgencias, ha fallecido. Estuvo cinco horas desatendido, nadie se percató de que estaba sufriendo un daño cerebral que finalmente ha terminado con su vida. El hombre, de 44 años, ingresó con dolor de cabeza e hipertensión, pero después de hacerle varios análisis se olvidaron de él. El personal del centro llegó a decirles a los familiares que se había ido por su cuenta, cuando llamaron por teléfono al centro preocupados por él. Cuando por fin se percataron, los sanitarios lo trasladaron de urgencia al Hospital Regional de Málaga, donde ha permanecido en coma inducido hasta su fallecimiento en la tarde de ayer. La familia ha interpuesto una denuncia contra el Hospital de Antequera y el Servicio Andaluz de Salud (SAS), por homicidio por imprudencia médica profesional. No es la primera vez que ocurre esto en las últimas semanas. El pasado 21 de diciembre una mujer de 64 años murió sola en la sala de urgencias del Hospital de Úbeda, sin que nadie la atendiese. Damián Vázquez, abogado de la Asociación Defensor del Paciente, tiene claro que el SAS debe empezar a monitorizar a los pacientes que acudan a urgencias en solitario.