Celaá reconoce que «el tiempo del Gobierno será más corto» si esta semana caen los Presupuestos

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, durante un desayuno informativo en Bilbao/Fernando Gómez
La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, durante un desayuno informativo en Bilbao / Fernando Gómez

La portavoz del Ejecutivo socialista apunta en Bilbao, sin embargo, que es a Sánchez a quien le corresponde decidir la fecha de un posible adelanto electoral

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

La ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha afirmado que si los Presupuestos Generales del Estado (PGE) salen adelante, el Ejecutivo «transitará en 2019 con la normalidad de cualquier Gobierno» y, en caso contrario, «ciertamente, el tiempo será más corto«, aunque ha precisado que corresponde al presidente Pedro Sánchez decidir sobre una próxima cita electoral, que podría coincidir con los comicios municipales, forales y europeos del 26 de mayo.

En un desayuno informativo en Bilbao, y preguntada por si este miércoles el Gobierno puede contar con los votos suficientes, en especial de ERC y PDeCAT, para que las Cuentas salgan adelante, ha respondido que «en política hay un siglo».

Isabel Celaá, ha advertido en su conferencia en el Foro Nueva Economía Tribunal Euskadi, presentada por la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, en relación a los partidos independentistas catalanes, que «cuando dos partes dialogan y una establece su programa de máximos como condición parea continuar dialogando, hay que parar» y «eso es lo que ha hecho el gobierno de España»..

«El Gobierno Vasco puede confiar sobre las transferencias pendientes»

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha asegurado que el Ejecutivo vasco «puede confiar» en el Gobierno de Pedro Sánchez en materia de transferencias pendientes porque «hay voluntad de que se haga y que se haga bien».

En su intervención en el Forum Europa-Tribuna Euskadi en Bilbao, se ha pronunciado de este modo preguntada por las recientes manifestaciones del Ejecutivo vasco en las que afirmaba que no ve «garantía total» de cumplimiento del calendario de transferencias.

A juicio de Isabel Celaá, el Ejecutivo vasco «confía en la voluntad del Gobierno central». En este sentido, ha afirmado que ha habido «reuniones interesantes» entre el consejero de Gobernanza Pública y Augobierno, Josu Erkoreka, y la ministra de Política Territorial, Maritxel Batet, con «resultado satisfactorio» sobre 33 transferencias repartidas en tres bloques.

Según ha recordado, el primero de ellos empezaría a finales de este mes, el segundo en abril y el último a partir de julio. Esas transferencias se cerrarían con la transferencia de la gestión de los centros penitenciarios y, según ha precisado, no de la política penitenciaria, que «sigue siendo de competencia exclusiva del Estado». «Pueden confiar en este gobierno porque hay voluntad de que se haga y se haga bien», ha asegurado la portavoz del Gobierno central y exconsejera vasca.

Isabel Celaá ha criticado con dureza la ruptura del diálogo sobre la cuestión independentista, algo que achaca directamente a sus interlocutores. «Lo que este Gobierno ha hecho es dialogar desde el primer día, pero la otra parte ha establecido su programa máximo como condición para continuar con ese diálogo. Es entonces cuando hay que parar y es lo que hemos hecho», ha señalado.

«Ni en junio ni en julio ni en ningún mes hemos aceptado el derecho a la autodeterminación ni lo vamos a hacer porque no cabe en la Constitución»

De igual manera, la portavoz de La Moncloa, quien estuvo ausente en la habitual comparecencia ante los medios tras el Consejo de Ministros del pasado viernes, ha recordado que el derecho a la autodeterminación no es algo negociable en el diálogo con Cataluña. «Ni en junio ni en julio ni en ningún mes lo hemos aceptado ni lo vamos a hacer porque no cabe en la Constitución, ni en los tratados europeos, ni en el derecho internacional. Y esto lo saben los independentistas desde el primer día», ha subrayado. Así, ha reiterado que la solución política que el Gabinete de Sánchez pretende dar a la cuestión catalana llegará «con el diálogo en una mano y la ley en la otra».

Durante su intervención, Celaá también se ha referido a la multitudinaria concentración convocada el domingo en Madrid por PP, Ciudadanos y Vox para exigir elecciones anticipadas a Sánchez. Respecto a sus consecuencias, cree que «unas derechas salieron ganando más que las otras». La exconsejera vasca ha criticado con dureza la «falta de lealtad» de los partidos convocantes y ha contrapuesto la actitud del actual presidente del Gobierno cuando estaba en la oposición: «Prestó una ayuda de Estado con la aplicación del artículo 155 de la Constitucióntras dos referéndums en Cataluña y, por tanto, dos vulneraciones a los mandatos constitucionales». Además, ha lanzado un reproche al manifiesto de la concentración de Colón, en el que se acusaba al Ejecutivo de haber aceptado las 21 exigencias de Quim Torra: «Se ha acusado de traidor al presidente con argumentos falsos. Nadie ha aceptado todo lo que se ha dicho».

Más información