Miles de personas piden en Bilbao una nueva política penitenciaria y el fin de la dispersión de los presos de ETA

Una vista de la manifestación de Bilbao. /Ignacio Pérez
Una vista de la manifestación de Bilbao. / Ignacio Pérez

La movilización de la capital vizcaína, a la que por primera vez se han adherido todos los sindicatos vascos, se suma a la que, a la misma hora, se ha iniciado en Baiona

Ainhoa Muñoz
AINHOA MUÑOZ

Ni el frío ni el aviso de una intermitente lluvia impidieron que este sábado por la tarde decenas de miles de personas se manifestaran en la tradicional marcha que cada enero convoca la red ciudadana Sare en Bilbao en favor de los derechos de los presos de ETA. Un año más, la capital vizcaína se convirtió en el epicentro para reivindicar el fin de la dispersión de los reclusos y su acercamiento a cárceles de Euskadi. Una exigencia que estuvo respaldada por primera vez por todos los sindicatos vascos y en la que se pudo ver a dirigentes políticos de EH Bildu, Podemos Euskadi, Ezker Anitza, ERC y la CUP. El PNV declinó participar en la movilización.

A las 17.25 horas, miles de personas arrancaron desde la plaza de La Casilla con destino el Ayuntamiento de Bilbao la marcha que, por primera vez, se celebró sin la existencia de las siglas de ETA. La manifestación estuvo encabezada por una pancarta bajo el lema 'Orain, presoak' ('Ahora, los presos') que portaron la expresa de ETA Sara Majarenas; Olatz Iglesias, hija de Juan Carlos Iglesias Chouzas, 'Gadafi'; miembros de la iniciativa Orain Presoak y Etxerat; Irati Agorria, quien leyó la declaración de Arnaga en Kanbo; y Laura Masvidal, pareja del exconseller catalán Quim Forn, en prisión preventiva a la espera del inicio del juicio por su participación en el referéndum del 1-0 y que juzgará el Tribunal Supremo.

Precisamente, Cataluña también tuvo su cuota de protagonismo. Algunas esteladas catalanas compartieron espacio con ikurriñas y demás banderas. Políticos catalanes como Joan Tardá -portavoz de ERC en el Congreso- y Natalia Sánchez -diputada de la CUP- o el fundador de la plataforma Crida, Agustí Colomines, se solidarizaron con la causa y se sumaron a la movilización en la capital vizcaína, que celebró un acto simultáneo en Baiona. Miembros de l'Assemblea Nacional Catalana también hicieron acto de presencia.

Otegi: «Una aportación a la convivencia y la paz es que todos los presos políticos vuelvan a sus casas

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha reclamado antes de arrancar la manifestación de Bilbao la «vuelta a casa» de los «presos, deportados y exiliados» de ETA como «una aportación a la convivencia y la paz».

Se ha congratulado por que «decenas de miles de personas» se hayan dado cita de nuevo en Bilbao «demandando la libertad de los presos políticos vascos, la vuelta de exiliados y deportados». En este sentido, se ha referido a «un debate que está en los medios del Estado» en alusión al «caso del señor Zaplana». «Yo mismo he tenido ocasión de decir que nosotros consideramos que no somos como ellos, y el señor Zaplana, como preso enfermo con una enfermedad incurable, tiene que estar en la calle con su familia», ha apuntado.

Otegi reclamado «al mismo tiempo y con la misma rotundidad» que «los presos políticos vascos tienen que estar en la calle con su familia». «Todos los presos políticos vascos que tienen una cierta edad tienen que estar con sus familias, la dispersión tienen que acabar», ha añadido.

Otegi ha querido «añadir una reflexión» al asegurar que «la convivencia democrática también exige que todos los presos estén en casa, que todos los deportados y refugiados vuelvan a casa» para «construir una convivencia realmente democrática». «No puede haber una convivencia democrática con centenares de presos políticos o deportados y exiliados. Esto es de sentido común», ha argumentado. Por ello ha asegurado que «una aportación a la convivencia y la paz es que todos los presos políticos vuelvan a sus casas, y los refugiados y los exiliados».

La manifestación -se estima que acudieron alrededor de 70.000 personas, según los datos que facilitó la Policía Municipal-, avanzó entre aplausos y personas de diferentes edades, con lemas coreados como 'Euskal presoak, etxera' o 'Amnistia osoa'. Aunque también hubo espacio para cantar al unísono la canción popular 'Kalera borrokalari'. El objetivo: hacer una reivindicación «social» para que el Gobierno de Pedro Sánchez materialice el acercamiento de presos.

Podemos: «Los presos deben cumplir sus penas en cárceles vascas pero también reconocer el daño injusto causado»

El secretario de organización de Podemos Euskadi, Andeka Larrea, ha reclamado, antes de comenzar la manifestación de Bilbao, que los presos de ETA cumplan sus penas en cárceles vascas, a la vez que ha pedido al colectivo el «reconocimiento del daño injusto causado» en «aras de la convivencia» y para «la reparación de todas las víctimas». Ha explicado que la presencia de la formación morada en la marcha es «una muestra» de su «compromiso con los derechos humanos».

Según ha puntualizado, Podemos se ha sumado a la marcha para «pedir otra política penitenciaria que se base en el cumplimiento de la legalidad y de los derechos humanos». «Eso supone que todas las personas presas tienen que cumplir sus penas en cárceles vascas, que todas ellas tienen un derecho reconocido a ser tratadas con justicia, especialmente aquellas que se encuentran enfermas o muy enfermas, así como en lo que se refiere a la progresión de grado», ha defendido.

Por otra parte, se ha referido al «proceso de reflexión» iniciado por los presos de ETA «sobre el sufrimiento causado». «En aras de esa convivencia que hoy aquí se demuestra que ha sido plural y ese trabajo plural en aras de la convivencia, y para la reparación de todas las víctimas, sería importante que fuera acompañado del reconocimiento del daño injusto causado», ha concluido.

De hecho, la reclamaciones de la marcha pusieron el foco en el fin de la política de dispersión de los presos de ETA, además de la excarcelación «inmediata» de los presos gravemente enfermos o de avanzada edad. También exigieron el «inmediato pronunciamiento de disposiciones generales» para los jueces de Vigilancia Penitenciaria para «facilitar» la progresión de grado de los reclusos y computar, «mediante un cambio normativo y por justicia matemática», las penas cumplidas en países de la Unión Europea como Francia.

«Salto cualitativo»

Pero la marcha de Sare también tuvo un recado para el Parlamento Vasco y, en especial, para EH Bildu y el PNV. En un momento crucial en la Cámara de Vitoria, donde se está redactando la reforma del Estatuto de Gernika -ahora en manos de los expertos para que elaboren el articulado del nuevo estatus-, la red ciudadana Sare consideró que se debe dar un salto cualitativo para que los derechos de los presos queden recogidos en el texto estatutario. Así, exigieron que se incorpore al documento que salga de la Cámara vasca «el derecho fundamental de los presos y presas vascas a que cumplan sus condenas en el centro (penitenciario) más cercano a su domicilio».

Así lo dieron a conocer el filósofo vasco Javier Sadaba y la periodista y escritora Pili Kaltzada, encargados de leer el manifiesto final, en euskera y castellano, desde las escalinatas del Ayuntamiento de Bilbao, donde se desplegaron dos pancartas gigantes con el lema 'Orain presoak' y 'Etxean nahi ditugu' ('Los queremos en casa').

Presencia de todos los sindicatos vascos por primera vez

Por primera vez se han adherido a la tradicional manifestación de Bilbao a favor de los presos de ETA todos los sindicatos vascos.

La secretaria general adjunta de ELA, Amaia Muñoa, ha defendido la necesidad de que organizaciones y personas «diferentes» se movilicen «en la calle» para denunciar «situación inaceptable» de los presos de ETA y reivindicar que «se respeten sus derechos». Se ha mostrado convencida de la necesidad de «estar en la calle» para «reivindicar el derecho de los presos», una cuestión «de democracia».

La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, ha censurado al Gobierno que siga «sin dar pasos suficientes para cambiar la política de excepción que se aplica a los presos» de ETA y ha llamado a «todos los trabajadores» a denunciar también esta «inacción».

El miembro de la dirección de CCOO Euskadi Alfonso Ríos ha asegurado al Gobierno central que es «absolutamente necesario» que dé «pasos» para poner fin a la dispersión de los presos de ETA y ha añadido que es «una responsabilidad de todos» lograr una «convivencia justa» en Euskadi.

Ambos reflexionaron también sobre la «decepción» que les ha generado el Gobierno del PSOE. «El nuevo Gobierno español pareció dispuesto a tomar algunas iniciativas de pacificación y convivencias (...) pero estamos decepcionado porque no hace sino dar largas, trasladando cínicamente la responsabilidad de la solución a los propios presos», criticaron. A su juicio, «estamos, una vez más, ante un escenario de promesas incumplidas» del Gobierno español respecto al acercamiento de los reclusos de ETA.

«Al margen de ideologías, miles de personas quieren avanzar hacia escenarios de paz» Joseba Azkarraga Sare

«La dispersión solo se justifica por la venganza. El PSOE está actuando como el PP» Joan Tardà ERC

«Los presos deben estar en cárceles vascas y reconocer el daño injusto causado» Andeka Larrea Podemos Euskadi

Durante la lectura del manifiesto, en la que abogaron por «cerrar el ciclo de la violencia y represión para entrar en el círculo de la pacificación, la convivencia y la democracia», también se mostraron preocupados por «el riesgo de que el año electoral que se abre supedite la humanización de la política penitenciaria a la presión de las ultraderechas».

Entre los manifestantes se pudo ver al coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, los parlamentarios de la coalición Maddalen Iriarte, Oskar Matute y Pello Urizar, así como a una representación de Podemos Euskadi encabezada por su secretario de Organización, Andeka Larrea. Junto a ellos, también se manifestaron la secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, y la secretaria general adjunta de ELA, Amaia Muñoa, además de representantes de la dirección de CC OO Euskadi como Alfonso Ríos o de la UGT.

Más información