Dos miembros de La Manada rompen a llorar durante el alegato de su abogado

"Mis representados no son modelo de nada, son imbeciles". Son las palabras de Agustín Martínez, el abogado de dos de los acusados en el juicio contra La Manada. En ese momento Angel Boza y Jesús Escudero han empezado a llorar, quitándose las lágrimas de la cara todo el rato. Se han levantado y se han abrazado entre todos. Una imagen que no hemos podido ver porque hoy, como ayer, está prohibido meter en la sala cualquier dipositivo electrónico. Pero les hemos visto en el banquillo gracias a los dibujantes de tres periódicos.