La marcha de Baiona critica el parón en el diálogo con París

Un momento de la manifestación en Baiona/Lusa
Un momento de la manifestación en Baiona / Lusa

El representante de los Artesanos de la Paz cierra su alegato en favor de los reclusos con una defensa del «derecho de las víctimas a la reparación»

J. ARTOLA

Unas nueve mil personas, según fuentes de la organización, se manifestaron este sábado por las calles céntricas de Baiona para exigir el fin de la dispersión de los presos de ETA en los estados español y francés y denunciar el «bloqueo» que sufren las conversaciones con el Gobierno galo para promover más acercamientos. De forma simultánea a la marcha convocada a la misma hora en Bilbao, la convocatoria de Baiona estuvo encabezada por una pancarta con el lema 'Orain presoak' además de otras con eslóganes relativos a la situación de los reclusos. En la iniciativa participaron numerosos cargos públicos de Iparralde, entre ellos, el senador de la derecha gaullista Max Brisson así como cerca de un centenar de alcaldes del País Vasco-francés. A la misma acudió también el cantante Fermin Muguruza.

El tono general de la movilización fue festivo, pese a la frialdad de la climatología. La comitiva se abría con los 'joaldunak', que suelen amenizar las fiestas del Carnaval vasco. Con carácter previo, un grupo de jóvenes manifestantes, una media hora antes del inicio oficial de la marcha, se dio cita frente a las puertas de la prisión de Baiona para hacer visibles sus reivindicaciones.

La convocatoria de la capital vasco-francesa estaba impulsada por las organizaciones Aitzina, Azia, EHZ, ELB gazte y los gaztetxes de Saint-Palais, Saint-Jean-Pied-de-Port, Makea, Luhuso, Itxasu, Kanbo, Hazparne, Baiona, Azkaine, San Juan de Luz, Sara y Biarritz.

Tras la movilización, y en nombre de Bake Bidea y del colectivo de los Artesanos de la Paz, tomaron la palabra Anaiz Funosas y Mixel Berhokoirigoin, respectivamente. En sus intervenciones, los dos se refirieron en tono crítico al «parón» que se registra en su interlocución con el Gobierno francés. Un «bloqueo» que ha sido reconocido por el propio alcalde de Baiona, el centrista Jean René Etchegaray, que es presidente de la Mancomunidad de Iparralde y también presente en la movilización. De hecho, la ministra gala de Justicia había planteado en los últimos días la necesidad de ser «sensibles» con las reclamaciones de las víctimas del terrorismo a la hora de definir medidas de carácter penitenciario.

En ese sentido, el mismo Berhokoirigoin señaló en su intervención que «hoy hablamos de los presos pero no nos olvidamos de las víctimas, todas tienen derecho al reconocimiento, la verdad y la reparación». Funosas afirmó que el diálogo abierto hace meses con el Ministerio de Justicia debe reactivarse, pero pidió que «deben poner sobre la mesa una hoja de ruta y una agenda». «Se debe renovar la confianza», indicó.