Loza advierte a PNV y EH Bildu que es «ilegítimo» pretender modificar la Constitución por la vía catalana

Loza advierte a PNV y EH Bildu que es «ilegítimo» pretender modificar la Constitución por la vía catalana

El delegado del Gobierno en el País Vasco alerta de que en estos tiempos «difíciles de individualismo, populismos y nacionalismos exacerbados e insolidarios» es necesario «proclamar» los valores y principios que inspiran la Constitución

A. González Egaña
A. GONZÁLEZ EGAÑA

El delegado del Gobierno en Euskadi cargó este martes contra PNV por unirse a EH Bildu para criticar la Constitución y por seguir adelante con su pacto parlamentario para reformar el Estatuto de Gernika. Jesús Loza aprovechó el acto convocado en la Delegación del Gobierno en Vitoria con motivo del 40 aniversario de la Carta Magna para afirmar que es «legítimo criticar con rigor la Constitución» porque es una norma «mejorable», pero advertir también de que es «ilegítimo» pretender su modificación «saltándose el principio de legalidad y siguiendo la vía catalana que algunos envidian». Abundó así en el acuerdo de bases sobre el autogobierno acordado entre PNV y EH Bildu en el Parlamento Vasco para señalar que se trata de una «propuesta de nuevo estatuto meridianamente inconstitucional» que «pretende modificar la Constitución a través de una reforma estatutaria, algo no ajustado a derecho y que abocaría un nuevo fracaso».

Loza destacó que el aniversario del jueves se celebra en «tiempos difíciles» en los que «parece» que la libertad y la democracia conseguidas hace 40 años «fueran elementos consustanciales a nuestra vida diaria, olvidando que nació tras una cruenta Guerra Cvil y cuarenta años de dictadura». A su juicio, la libertad y la democracia «son como la salud, solo la valoramos cuando la perdemos».

Puso el foco en los actuales tiempos de «individualismo, populismos y nacionalismos exacerbados e insolidarios», en los que invitó a proclamar los valores y principios que inspiran la Constitución.

El 70% de apoyo

Tras citar que la Carta Magna fue aprobada en referéndum con un 80% de los votos favorables en el conjunto del Estado y con un 70% en Euskadi, se refirió al texto aprobado el pasado jueves por el Parlamento Vasco con el voto favorable de PNV y EH Bildu y el apoyo parcial de Elkarrekin Podemos, con el que la Cámara denunció el «déficit de legitimación» de la Constitución y abogó por impulsar una reforma que incorpore el «principio de libre determinación» e incluya que la jefatura del Estado se vote en elecciones. El delegado recordó a estas tres formaciones que la Constitución «es de todos, incluso de aquellos que la quieren discutir» y de los que plantean «legítimamente reformarla siguiendo las normas en ella establecidas».

Criticó entonces el «escaso rigor» de la iniciativa de ambas formaciones que calificó la Constitución de «antidemocrática, ilegítima, impuesta e históricamente falsa» y reprochó que muestra «poco respeto a la norma que ha posibilitado la existencia del Parlamento Vasco y el debate celebrado con la libertad que la Constitución consagra».

El delegado del Gobierno reconoció que no les extraña que «los herederos de Batasuna ataquen a la norma que posibilitó la derrota de ETA sin contrapartidas políticas», pero, al mismo tiempo remarcó que no acierta a comprender que un partido que compartió con los socialistas guerra y exilio, «que sufrió con nosotros represión y clandestinidad» y que dirige en estos momentos las instituciones vascas nacidas del bloque constitucional, «sea capaz de deslegitimar la norma que nos devolvió la libertad y que posibilitó el nivel de autogobierno del que hoy disfrutamos».

En su discurso, el delegado del Gobierno en Euskadi también emplazó, como según recordó ya hizo el lehendakari Iñigo Urkullu, a «ensanchar» el apoyo a la reforma del Estatuto porque una modificación «exclusivamente nacionalista constituiría un enorme fracaso».

 

Fotos

Vídeos