PNV, PSE y Podemos dan luz verde a la tramitación de la reforma de la ley de abusos policiales

Imagen de archivo de Urkullu en el Parlamento Vasco. /EFE
Imagen de archivo de Urkullu en el Parlamento Vasco. / EFE

EH Bildu se ha abstenido y el PP ha votado en contra de la toma en consideración al considerar que mantiene puntos inconstitucionales

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

El Parlamento Vasco ha aprobado este jueves la toma en consideración de la reforma de la ley de reconocimiento y reparación de las víctimas de abusos policiales, que tuvo que ser modificada en seis puntos para evitar un recurso previo de inconstitucionalidad que ha impedido que hasta ahora haya podido desarrollarse en su integridad.

Los votos favorables de los dos socios en el Gobierno Vasco (PNV y PSE) y de Elkarrekin Podemos han propiciado la mayoría absoluta necesaria para que la modificación de la ley pueda seguir su tramitación en la Cámara, mientras que EH Bildu se ha abstenido al considerar que la ley original se ha «cepillado» para satisfacer al Gobierno central. El PP, por su parte, ha votado en contra bajo el argumento de que los cambios introducidos en el texto original no garantizan la legalidad y la constitucionalidad de la ley.

La ley de reconocimiento y reparación de víctimas de vulneraciones de derechos humanos en el contexto de la violencia de motivación política en la Comunidad Autónoma del País Vasco entre 1978 y 1999 fue aprobada por el Parlamento Vasco a finales de 2016, pero nunca ha llegado a desarrollarse íntegramente porque el Gobierno de Rajoy presentó un recurso de inconstitucionalidad contra varios de sus artículos. En concreto, recurrió que la comisión de valoración que contempla la norma para determinar quién es víctima puede invadir competencias judiciales. Aquel recurso llevó a que dicha comisión de valoración no haya podido reconocer a víctimas que no estuvieran respaldadas por una sentencia judicial. Sin embargo, el cambio de Gobierno en junio de este año, con la llegada de Pedro Sánchez a la Presidencia, permitió que en julio los ejecutivos central y vasco pactaran algunas modificaciones en la ley que conllevaron la retirada del recurso ante el Tribunal Constitucional.

Ahora los cambios introducidos deben ser aprobados de nuevo por el Parlamento Vasco, que este jueves ha votado la toma en consideración del nuevo texto. PNV y PSE han defendido que las modificaciones mantienen vivo el objetivo fundamental de la ley, que es reparar a las víctimas de vulneraciones de derechos humanos, y Elkarrekin Podemos también ha votado a favor porque no quiere «obstaculizar de ninguna forma» que esta ley pueda desarrollarse, aunque «se queda corta». La coalición morada también ha anunciado que presentará enmiendas parciales al texto en la tramitación parlamentaria. EH Bildu, por su parte, se ha abstenido porque tampoco quiere frenar el desarrollo de una legislación que reconozca a las víctimas del «terrorismo policial», pero ha criticado que se trata de una «ley menguante» porque cada vez que se debate en el Parlamento está «más rebajada».

El PP se ha mantenido en el voto en contra que ya emitió en la aprobación de la ley de 2016 y además se ha alineado con una concentración de policías nacionales, guardias civiles y ertzainas que se ha producido esta mañana a las puertas del Parlamento para denunciar que esta ley pretende «criminalizar» a los cuerpos policiales.

 

Fotos

Vídeos