Ana Julia entra en contradicciones y dice hasta 15 veces "no lo recuerdo"

Una declaración medida. Muy parecida a la que hizo en la instrucción. El único detalle que ha cambiado es que no vistió al niño. La presunta asesina de Gabriel sabe ahora que la abuela del pequeño contó que no lo había vestido Ana Julia y por eso rectifica. Han sido llamativas las mentiras como cuando ha dicho que no se llevaba mal con la madre de Gabriel. Le han puesto la grabación de los insultos que profirió hacia ella. También ha explicado ahora que dejó la camiseta para que la detuvieran cuando nunca antes lo había dicho. De hecho Ana Julia dijo en su día que la dejó para dar esperanza a Ángel. El mayor de los olvidos se ha producido en el relato del crimen. Ana Julia no se acuerda o no quiere acordarse de que golpeó la cabeza del pequeño con brutalidad. Tampoco ha querido reconocer las frases que susurró dentro del vehículo contra el niño, cuando lo desenterró y la Guardia Civil la escuchaba mientras la seguían con el cuerpo en el maletero. -Redacción-