Izagirre se presentará a la investidura para confrontar su proyecto con el de PNV y PSE

Juan Karlos Izagirre y Markel Olano, en la precampaña./LOBO ALTUNA
Juan Karlos Izagirre y Markel Olano, en la precampaña. / LOBO ALTUNA

A falta de flecos «sin importancia», jeltzales y socialistas cerrarán en las próximas horas el acuerdo programático que sostendrá el futuro gobierno de Gipuzkoa

A. González Egaña
A. GONZÁLEZ EGAÑA

Juan Karlos Izagirre se presentará a la investidura como diputado general de Gipuzkoa para confrontar el proyecto de EH Bildu con el del candidato del PNV, Markel Olano, quien saldrá elegido, previsiblemente, con los 20 votos de su partido y los 9 del PSE, dado el acuerdo de estabilidad para las instituciones vascas que tienen suscrito ambos partidos. El pleno para la designación del futuro diputado general del territorio, fijado para este viernes en la sede de las Juntas Generales, será por lo tanto una escenificación del contraste de dos modelos de gestión, el que comparten jeltzales y socialistas, y el de la coalición independentista.

La sesión plenaria dará comienzo a las 9.30 de la mañana en el salón de sesiones, nueve días después de la constitución de la cámara guipuzcoana, por lo que no se agotará el plazo máximo de quince días estipulado para su celebración. El proceso constitutivo comenzó el pasado miércoles cuando se conformó la nueva Mesa de las Juntas Generales de Gipuzkoa y se eligió como presidente al jeltzale Xabier Ezeizabarrena, en sustitución de Eider Mendoza, quien no optó a la reelección en el cargo, ya que todo apunta a que tiene reservado un puesto de peso en el futuro Gobierno foral. Los cuatro partidos con mayor representación de las Juntas Generales de Gipuzkoa (PNV, EH Bildu, PSE-EE y Elkarrekin Podemos) se repartieron también las vicepresidencias y secretarías de la Mesa, en la que tampoco estará en esta legislatura el PP, que cuenta con un único juntero.

La sesión de investidura del viernes arrancará con la lectura por la secretaria primera de la Mesa de los nombres de los candidatos propuestos. A continuación, ambos expondrán las líneas generales de su programa de gobierno ante los nuevos junteros. Para ello dispondrán de 90 minutos. Tras un receso, los grupos junteros intervendrán de menor a mayor, según la representación obtenida en las pasadas elecciones. Una vez realizado el turno de réplica de ambas partes, candidatos y grupo, se suspenderá de nuevo la sesión fijando la Mesa la hora en que haya de reanudarse la misma.

A continuación, se sorteará el nombre desde el que comenzará la votación nominal y por papeletas, y tendrá lugar la votación. Para la elección del nuevo diputado general se requerirá mayoría absoluta en primera votación y, si fuera preciso una segunda, bastaría con mayoría simple.

Acuerdo de gobierno

Entretanto, jeltzales y socialistas cerrarán en las próximas horas el acuerdo programático que sustentará el futuro gobierno foral de coalición, y que ayer estaba pendiente de algunos flecos «sin importancia». Una vez sellado ese pacto, los equipos negociadores pasarán a poner nombres y responsabilidades a los futuros miembros del Ejecutivo foral que estará liderado por Markel Olano. El acuerdo de coalición PNV-PSE podría estar ultimado entre mañana y el jueves .

De momento, todo apunta a que la representación del PNV en el ejecutivo foral aumente de seis a siete diputados, ya que la formación que lidera Joseba Egibar reivindica un mayor peso en consonancia con los resultados que obtuvieron en los comicios forales del 26-M, cuando su candidatura revalidó la victoria que obtuvo en 2015 gracias a los 130.000 votos conseguidos. El partido jeltzale pasó ese día de 18 a 20 representantes en las Juntas Generales de Gipuzkoa, gracias a obtener 18.000 sufragios más.

Los socialistas, que mantienen los mismos nueve escaños que en 2015, aunque subieron en número de apoyos, optarían a mantener tres carteras como han ostentado durante la pasada legislatura.