Itxaso lamenta que en Gipuzkoa le haya tocado como socio de gobierno «al PNV más radical y esencialista»

Denis Itxaso, anoche en el plató./
Denis Itxaso, anoche en el plató.

El teniente de diputado general socialista hace un balance positivo de la coalición, pero asume que los jeltzales «miran mucho de reojo a EH Bildu»

Jorge Sainz
JORGE SAINZ SAN SEBASTIÁN.

El teniente de diputado general de Gipuzkoa, Denis Itxaso (PSE-EE), no tuvo anoche problema en reconocer que le ha tocado lidiar «con el PNV más radical y con una visión más esencialista del nacionalismo». Itxaso hizo un balance positivo de la coalición de gobierno foral con los jeltzales pero asumió que su socio, a diferencia de los otros territorios vascos o del propio lehendakari Urkullu, «mira mucho de reojo a la izquierda abertzale y EH Bildu» y al independentismo catalán, lo cual le parece «un profundo error» del diputado general, Markel Olano.

Entrevistado en Teledonosti por el jefe de Política de este periódico, Javier Roldán, Itxaso definió como cordial su relación con Olano, del que dijo incluso que es una «buena personal». Pero a renglón seguido explicó que se trata de un «nacionalista irredento» que está «fascinado por el proceso catalán». En este sentido, desveló que ya le ha dicho en persona que «envidiar o transitar caminos de imitación a Cataluña es peligroso y un retroceso para Gipuzkoa. Es injusto para este territorio ya que representa acabar con la actual etapa de pacto y entendimiento entre quienes tenemos visiones diferentes», insistió el también diputado foral de Cultura.

El dirigente socialista fue interrogado asimismo por las palabras en esta misma cadena del portavoz foral, Imanol Lasa (PNV), que abrió la puerta a posibles acuerdos postelectorales con EH Bildu en Diputación tras las elecciones del próximo 26 de mayo. Itxaso aseguró que no le sentó «mal» porque «en una democracia madura cada uno tiene sus legítimos planteamientos» y «esa hipótesis está ahí». Pero advirtió de que una acumulación de fuerzas entre abertzales sería «un retroceso en lo avanzado» con la actual fórmula de gobierno en la Diputación. De hecho, apostó por profundizar en modelos transversales como el PNV-PSE: «los acuerdos entre nacionalistas y no nacionalistas son más terapéuticos, generan más confianza y alcanzan un espacio sociológico de más amplio espectro. Pero el PNV de Gipuzkoa tiene siempre esa tentación», lamentó.

Por lo demás, Itxaso asegura que se presenta a los comicios forales con la aspiración de ganar, aunque el PSE-EE parta como tercer partido, porque «basta con ver los vuelcos que se producen aquí y allá todos los días». Como baza esgrime que los socialistas «ocupamos un espacio idóneo para concitar los acuerdos y consensos necesarios para gobernar». En este sentido, abordó fenómenos como la irrupción de la ultraderecha de Vox en Andalucía y consideró que en Gipuzkoa también observa posiciones «ultraconservadoras, demagógicas y populistas», aunque «no sé si eso puede cristalizar en votos a Vox, pero ese mal del conservadurismo carca no viene de fuera».

Homosexualidad

El teniente de diputado general abordó también aspectos más personales. Así, por ejemplo, al cumplirse 40 años desde que la homosexualidad dejó de ser delito en España, aseguró que su condición de gay «nunca» le ha perjudicado en su carrera política y que esa orientación la ha vivido siempre con «naturalidad». Una situación de normalidad que agradeció a todos aquellos que, como el candidato a alcalde del PSE-EE por Donostia, Ernesto Gasco, hicieron en su día «un activismo gay para cuando llegásemos los demás».

 

Fotos

Vídeos