Iturgaiz aboga por la excarcelación de los presos gravemente enfermos

Cree «evidente» que Zaplana debería estar en libertad al igual que los reclusos de la banda «por razones humanitarias»

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO SAN SEBASTIÁN.

El europarlamentario del PP Carlos Iturgaiz abogó ayer por la excarcelación de los presos gravemente enfermos «por razones humanitarias». El que fuera presidente de los populares en Euskadi se refirió en una entrevista concedida a ETB a la situación de Eduardo Zaplana, que en la actualidad se encuentra en prisión por corrupción y que padece una leucemia. Cree que es un caso «evidente porque los médicos así lo han atestiguado» y que si la juez no lo considera así «ella sabrá por qué».

En la entrevista se le preguntó por los presos de ETA y argumentó que «si están en esa misma situación, sin duda alguna, por razones humanitarias deberían quedar en libertad, la salud es para todos los presos».

Por su parte, la asociación de asistencia sanitaria a los presos de ETA Jaiki Hadi cifró ayer en 21 el número de internos aquejados por enfermedades graves e incurables, un colectivo en el que, según denunció, «las décadas de reclusión y la edad avanzada van haciendo mella de forma muy alarmante».

Representantes de Jaiki Hadi realizaron balance de la situación de estos reclusos, después de que el pasado 31 de diciembre el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, diera a conocer la existencia de un nuevo protocolo que objetiva el elemento de la humanidad en el cumplimiento de las penas de cárcel, aunque siempre con un control judicial.

Un protocolo que, según señaló el coordinador de Jaiki Hadi, Fernando Arburua, supone «un avance comparando con la situación anterior», cuando «se exigían una serie de requisitos muy estrictos para conseguir la libertad de un preso enfermo grave».

No obstante, Arburua lamentó que «siga primando la opinión de la institución penitenciaria sobre la de los médicos» a la hora de liberar a un recluso de estas características. «Eso es algo que no aceptamos», dijo el portavoz de Jaiki Hadi, quien también criticó que el nuevo protocolo «no especifique muy bien en qué momento se puede producir la libertad» de un preso gravemente enfermo, dado que «es susceptible de muchas interpretaciones».

Durante la comparecencia, en la que también participaron la doctora Mati Iturralde y la psicóloga Oihana Barrios, los comparecientes hicieron público un comunicado en el que lamentó la «persistencia de un número muy significativo» de reclusos que «padecen enfermedades realmente graves e incurables», dado que hace una decena de años su número era «mucho menor».

El PNV no irá a Bilbao

Por su parte, este sábado se han convocado sendas manifestaciones en Bilbao y Baiona por los presos a en el que no estará presente el PNV como partido porque considera que es un acto organizado por la izquierda abertzale